Otros deportes

Cesado director de ceremonia de apertura de Tokio 2020 por broma del pasado sobre Holocausto

Kentaro Kobayashi grabó la polémica escena en 1998, pero el video salió a la luz durante la madrugada de este jueves, provocando una gran conmoción en Japón

El director artístico de la ceremonia de apertura de los Juegos de Tokio-2020 Kentaro Kobayashi ha sido cesado de su cargo por una broma referida al Holocausto realizada hace dos décadas, anunciaron los organizadores este jueves, en el último episodio de polémica que está viviendo el evento.

“Nos hemos enterado que durante un espectáculo en el pasado, utilizó un lenguaje burlesco al referirse a este trágico episodio del pasado”, declaró a los periodistas la máxima responsable de Tokio-2020, Seiko Hashimoto, por lo que se decidió “el cese en sus funciones del señor Kobayashi”.

La polémica escena, grabada en video en 1998, muestra a Kobayashi y a otro actor fingir ser unos famosos comediantes infantiles de la televisión nipona.

En un momento dado, Kobayashi se refiere a unos muñecos de papel como “esos que la última vez dijiste: ‘¡Vamos a jugar al Holocausto!’”, provocando la risa de la audiencia.

La pareja bromea también sobre el enojo que provocaría esta referencia al Holocausto a su productor televisivo.

El video salió a la luz durante la madrugada del jueves, provocando una gran conmoción.

En un comunicado, Kobayashi pidió disculpas por unas palabras “extremadamente inapropiadas”.

“Era una época en la que no era capaz de hacer reír a la gente como quería, por lo que creo que trataba de llamar la atención de la gente de una forma superficial”, se justificó.

Kobayashi, figura muy conocida del teatro en Japón, es el último responsable de la ceremonia de apertura que se ha visto envuelto en una polémica.

El lunes, Keigo Oyamada, compositor de uno de los temas de la ceremonia presentó su dimisión por haber acosado a compañeros discapacitados cuando era estudiante.

En marzo, el director artístico de las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos, Hiroshi Sasaki, ya había dimitido por haber sugerido internamente disfrazar de cerdo a una actriz y estrella japonesa de las redes sociales, Naomi Watanabe.