Fiorella Masís. 10 agosto

El caso del ciclista Kevin Rivera sigue sin resolverse, pues el nacional está varado en el país, sin saber si podrá correr el Giro de Italia y otras competencias.

Su caso ya está elevado a la Cancillería, expresó el ministro del Deporte, Hernán Solano, lo que da una luz en medio de las dificultad que ha representando para el brumoso salir hacia Europa.

Mientras esto sucede, el ciclista más importante de Costa Rica, Andrey Amador, se pronunció sobre esta situación, lamentando lo que vive su compatriota.

Kevin Rivera es la carta de Costa Rica para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Foto: Cortesía CON
Kevin Rivera es la carta de Costa Rica para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Foto: Cortesía CON

“Muchos verán el deporte como algo secundario en la situación que estamos viviendo actualmente. Pero para nosotros, el deporte es nuestra fuente principal de ingresos. Así que al igual que muchos de ustedes que están en todo su derecho de clamar por su trabajo, nosotros clamamos por el nuestro”, se lee en el comunicado publicado por el corredor de Ineos.

Kevin ya se perdió varias carreras por su imposibilidad de trasladarse al viejo continente, una de ellas fue la defensa del Tour Sibiu de Rumanía.

De acuerdo con Solano, el problema radica en que Rivera viajaría de Costa Rica hacia España, país donde no tiene permiso de trabajo, y por ahora solo de esa forma pueden viajar los ticos, con residencia o un permiso, pues las fronteras están cerradas para la mayoría de latinoamericanos.

Semanas atrás el entrenador de Kevin en el país, Piero Rivaglia, aseguró que no han recibido suficiente apoyo de parte del Gobierno de Costa Rica para interceder ante España. Sin embargo, el panorama está cambiando.

Este lunes Rivaglia aseguró que tanto el ministro del Deporte, Icoder, el Comité Olímpico Nacional y la Fecoci trabajan como uno solo para buscar una salida.

Hernán Solano, por su parte, expresó que desde el 8 de julio ha buscado soluciones, como por ejemplo, emitir una carta a la embajada de España en el país, pero el resultado ha sido el mismo.

Ahora, comentó Solano, elevaron el caso a la Cancillería para que exista una comunicación directa con el gobierno español. Además, el jerarca pidió una certificación al Consejo Superior de Deportes de España.

“Estamos tratando de que haya condiciones para solucionar el tema de Kevin, que radica en que como el equipo no es español, el cónsul no lo aceptó. Estamos subiendo el tema de nivel, a la parte diplomática, tratando todos de estar articulados”, comentó a La Nación.

Desde que Rivera está intentando salir del país ha perdido varios vuelos, generando la molestia de su entrenador y el equipo, representado en la escuadra irlandesa AZ Cycling, que compite con el nombre de su patrocinador, la marca italiana Androni Giocattoli-Sidermec.

Esto ha provocado críticas hacia Solano, quien se sacudió de las mismas.

“La gente piensa que nosotros somos los que entregamos visa o que no estamos haciendo nada; ni entregamos visas ni tampoco es eso. De parte del gobierno hemos hecho todo lo que se nos ha requerido”, añadió Solano.

Amador: ‘En estos momentos es cuando deberían actuar y no para cuando hay que subirse a una carroza’

En el comunicado de prensa hecho por Andrey Amador este lunes, también se compara la situación con corredores de otros países de Latinoamérica, quienes ya están en Europa con sus respectivos equipos.

“... por qué Colombia, Ecuador y otros países han podido ayudar a sus deportistas para que puedan seguir su preparación y nosotros no. Incluso en situaciones mucho más complicadas, tratándose de un número muy alto de deportistas de alto nivel. Nosotros solo somos dos ciclistas en el World Tour representando a nuestro país y me duele en el alma ver por un lado cómo los colombianos agradecen de corazón a su Presidente, al Ministerio de Deportes y a todas las instituciones la ayuda que les han brindado para seguir persiguiendo sus sueños y nosotros por otro lado tener que lamentar situaciones como la de Kevin”, asegura Amador.

Andrey resalta su duda sobre las instituciones costarricenses y las personas ocupando “un asiento para nosotros”, pero en los momentos en que necesitan, “no resuelven absolutamente nada”.

Asegura que es triste admitir situaciones de este tipo, pero personalmente él ha llegado al punto de no solicitar ningún tipo de ayuda.

El ciclista apela directamente a las funciones de organismos como el Ministerio del Deporte, Icoder, Comité Olímpico Nacional y Federación Costarricense de Ciclismo.

“(....) En estos momentos es cuando deberían actuar y no para cuando hay que subirse a una carroza o salir en la foto. Sin ir más lejos, porque con su poca implicación y apoyo al ciclista, muy difícilmente haya la oportunidad de celebrar grandes cosas”.

“Me sabe muy mal por Kevin Rivera, verle en una situación así. Estamos hablando del que probablemente será el próximo representante de Costa Rica en los Juegos Olímpicos. Y para llegar allí hay tantas horas de trabajo y sufrimiento, que es muy triste ver cómo se desperdician por la falta de apoyo de algunas instituciones”.