Por: Fiorella Masís.   13 febrero

La carrera Sol y Arena es, probablemente, una de las competencias nacionales de atletismo a la que más asisten corredores sin haber pagado su inscripción, los llamados ‘colados’.

Este año no será la excepción porque la organización abrió 4.000 cupos y esperan casi la misma cantidad de ‘mojados’, como también se les conoce.

La edición 29 de la carrera Sol y Arena se celebró en el 2015.
La edición 29 de la carrera Sol y Arena se celebró en el 2015.

Esto quiere decir que la actividad es pensada para 8.000 corredores, aunque solo la mitad pague los ¢12.000 que cuesta la inscripción este año.

“La organización siempre ha planeado esa variable, la tenemos bien mapeada entonces todo el dispositivo de hidratación, isotónicos y agua, lo damos a todos los corredores durante la ruta”, comentó Manuel Sosa, director ejecutivo de la carrera.

Es solo después de pasar la meta que los atletas se ‘dividen’, porque al pasar por su medalla y comida, deben presentar el dorsal con número.

Sin embargo, la logística de la competencia se trabaja sobre la cantidad de 8.000. Sosa afirma que ese es el número mágico.

Para Sol y Arena ya esto no es extraño y se acostumbran, pues saben que es imposible evitarlo.

“Por las condiciones del evento, en terreno público, no se puede regular de ninguna forma. Lo más importante es hacer consciencia a los atletas que el Club Rotario de Puntarenas (organización a la que pertenece la carrera) lo que pretende con esto es que las utilidades sean redirigidas a la sociedad, en este caso a nuestra zona de atracción”, añadió Sosa.

Por su parte, en la Federación Costarricense de Atletismo (Fecoa) afirman que intentan educar a los corredores para que entiendan que participar sin inscripción puede ser más delicado de lo que creen, pues no cuentan con seguro. Además, afectan a los que sí pagan.

Sin embargo, el vicepresidente de Fecoa, Gustavo Álvarez apunta que carreras sin el aval promueven la presencia de ‘mojados’, como sucede en Sol y Arena.

“En la federación hemos tratado de incentivar un poco con educación, porque es como una cuestión cultural. Lo que pasa es que hay carreras como que de una u otra forma han fomentado la informalidad, se han manejado como en un margen de informalidad. Eso la gente lo ve y es cuestión de darle aire de permisividad en esa carrera”, explicó.

Contando los acompañantes de los atletas, Puntarenas recibirá a más de 20.000 personas el próximo sábado 10 de marzo.

La carrera de 9,8 kilómetros empezará a las 3 p. m. Las inscripciones se pueden adquirir en las páginas de abuenpaso.cr y grupopublicitario.net