Fanny Tayver Marín. 24 febrero
Ellos son los campeones de la Vuelta Infantil a Costa Rica. Fotografía: Prensa Fecoci
Ellos son los campeones de la Vuelta Infantil a Costa Rica. Fotografía: Prensa Fecoci

Entre ilusión, nervios, talento y la responsabilidad de ser el futuro del ciclismo del país, casi 250 ruteros de las categorías infantiles y prejuveniles le dieron vida a la edición 18 de la Vuelta Infantil a Costa Rica.

Fueron tres días de carrera que comenzaron con una contrarreloj individual (CRI) entre la estación de policía de Ticabán y La Teresa de Pococí. El sábado se desarrolló una etapa entre Rancho La Pavona y el Complejo Rogelio Alvarado. La jornada final de este domingo comprendió un circuito en Guápiles.

La competencia fue fuerte, la carrera y la carretera se encargaron de poner a cada quien en su lugar y los campeones subieron al podio final para retirar su corona.

Karla Bustos (Escuela liberiana de ciclismo Guido Blanco) y Dariel Carranza (Asocima de Limón) fueron los monarcas de preinfantil.

“La carrera estuvo un poco difícil. La estrategia fue cuidar en la bajada y atacar en la subida. No salió así, pero gané”, mencionó Bustos, quien contó que en vacaciones su equipo entrenó bastante para obtener el título.

“No me imaginaba que sería campeona, pero sí me imaginaba ganar algo”, añadió.

Mientras que Carranza aseguró: “Entrenamos de lunes a viernes a las 4 a. m. y el sábado más tarde, pero sí todos los días. La estrategia de este domingo fue esprintear a 250 metros de la meta para llegar primero”.

Tiffany Alvarado (Asocima) y Hasan Chan (Ralli Panamá) se adueñaron del cetro en la categoría infantil.

“A quienes no quedaron en la posición que querían les digo que yo hace un año estaba aquí, con costo terminando la carrera, hasta me sacaron en el critérium y ahora, un año después de mucho entrenamiento y mucho esfuerzo, estoy aquí representando a Limón con la camisa de líder y es sorprendente”, destacó Alvarado, quien ganó oro en Juegos Nacionales, es la campeona nacional y ahora se impuesto en la Vuelta Infantil.

“Sí se puede, esta es una de las carreras más lindas que he corrido. Esta Vuelta es muy sufrida, la más sufrida de todas las que he hecho, yo pensaba que ya me iba a salir, pero he entrenado mucho y es mucho entreno y mucho coraje”, añadió la ciclista.

Mientras que el canalero Chan indicó que la rivalidad es bastante fuerte. “A pesar de que en Panamá hace calor, el sol estaba muy fuerte y me costó un poco más, pero siempre pensé que Panamá se lo merecía”.

En prejuvenil, los campeones fueron Kiana Rodríguez (Guarco) y Sebastián Calderón (Scott Shimano).

Rodríguez hizo una Vuelta perfecta y en la etapa final ganó en el último suspiro y por eso dice: “Nos vamos muy contentos por llevarnos la competencia”.

Por su parte, Calderón sufrió, pero al final sonrió, porque es la última vez que corre la Vuelta Infantil y consiguió la victoria en la general.

“Estuvo muy dura la etapa, una fuga de un salvadoreño de casi dos minutos y casi se nos lleva la Vuelta, pero pudimos lograr el triunfo. El sábado, como estaba lloviendo, era muy peligroso y estaba muy nervioso el pelotón. Hubo muchas caídas, pero me pude colocar bien. Este domingo la etapa era incómoda, con una subida tendida”, relató Calderón.