2 noviembre, 2016

Cleveland

Los Cachorros de Chicago acabaron con 108 años sin ganar una Serie Mundial al vencer 8 a 7 al conjunto de los Indios de Cleveland.

El partido final que definió a la mejor escuadra de las Grandes Ligas tuvo de todo: lluvia, cuadrangulares, errores defensivos y se extendió hasta los extra innings, con lo que el sufrimiento llegó al máximo.

Por cuarta vez en su historia, el séptimo juego de una Serie Mundial se fue a extra innings, con los Cachorros de Chicago y los Indios de Cleveland empatados el 6-6.

El partido tuvo que ser interrumpido por la lluvia cuando se disponían a iniciar el décimo.

Rajai Davis empató el juego con un jonrón de dos carreras ante Aroldis Chapman, parte de un racimo de tres anotaciones.

La lluvia empezó a caer en la parte alta del noveno inning, y lo umpires ordenaron que se desplegara la lona. La demora no fue prolongada y las emociones no mermaron hasta el último momento.

Etiquetado como: