Fiorella Masís. 30 mayo

Cinco triatletas del Cuerpo de Bomberos de Costa Rica estarán en la tercera edición del Ironman 70.3 en Playas del Coco, el próximo 23 de junio. Cada uno con objetivos distintos, pero con uno en común: mostrar que en medio de un trabajo exigente hay espacio para el deporte.

Alex Chaves, de 29 años; Luis Gabriel Barrantes, de 30; y Luis Mora, de 32 años, durante un entrenamiento de ciclismo. Foto: Cortesía
Alex Chaves, de 29 años; Luis Gabriel Barrantes, de 30; y Luis Mora, de 32 años, durante un entrenamiento de ciclismo. Foto: Cortesía

Su horario podría verse como el primer obstáculo de cara a la preparación de una competencia que incluye 1,9 km de natación, 90 km de ciclismo y 21 km de atletismo.

Todos trabajan 72 horas por semana, divididas en turnos de 24 horas seguidas de trabajo y la misma cantidad libres.

Por ejemplo, ingresan un lunes a las 8 a. m. y salen al día siguiente a esa misma hora. Durante ese lapso pueden dormir después de las 9 p. m., pendientes del radio de comunicación ante cualquier emergencia.

Es decir, ese descanso dependerá de lo que deparé la noche.

"Una noche tuve que salir a las 11 p. m., regresé a las 12:30, volví a salir a las tres de la mañana y volví a las cuatro", cuenta Rodrigo Mora, bombero de Coronado.

Mora ya se ha probado en el medio Ironman, al igual que Alex Chaves, bombero de Atenas, y Jonathan Monge, de Tres Ríos. Por su parte, Luis Barrantes, de la estación de Nicoya, y Luis Mora, de Jacó, debutarán en esta distancia.

Jonathan Monge, de 33 años, y Rodrigo Mora, de 41, se preparan para el Ironman 70.3. Foto: Cortesía
Jonathan Monge, de 33 años, y Rodrigo Mora, de 41, se preparan para el Ironman 70.3. Foto: Cortesía

La idea de unirse como grupo nació a finales de 2018 y aunque en la modalidad Ironman se compite de forma individual, planean que el equipo siga creciendo con bomberos de otras regiones y participar en varios eventos.

Disciplina. Algunos se conocían, otros no, y aunque entrenan de forma separada, ahora están en constante comunicación.

Lo que tienen en común es la disciplina y pasión por el trabajo y el deporte.

“Todos tenemos las mismas 24 horas al día, no buscamos que todos sean triatletas, pero sí generar un cambio, inspirar a que quienes están a punto de tomar la decisión se avienten y logren cambios en sus vidas para bien”, comentó Barrantes.

Aunque tienen días completos libres, no solo entrenan en ese espacio.

Mora cuenta que por lo general duerme en las noches y después de una jornada de 24 horas continúa con una rutina normal.

“Tengo que distribuir el tiempo, no solo en trabajo y entrenamientos, también en mi esposa y mis hijos. Un día que entro a las 8 a. m., entreno en la madrugada, alisto a los chicos y al día siguiente, cuando salgo del trabajo, vuelvo a entrenar”.

Barrantes agrega que buscarle un espacio al deporte no significa que otras actividades quedan completamente descartadas, al menos no en su caso.

“Mi familia me apoya y hacer triatlón complementa mucho la condición física que debo tener para cumplir con mi trabajo. Si te gusta, lo ves como algo divertido y que te reta todos los días a ser mejor”.

Las horas de ciclismo, natación y atletismo las completan con el Programa de Acondicionamiento Físico (PAF) que deben cumplir, de manera obligatoria, durante sus días de trabajo.

Se trata de una rutina de ejercicios proporcionada por el Cuerpo de Bomberos que les ha ayudado como entrenamiento funcional.

El grupo cuenta con la oficialidad del Cuerpo de Bomberos de Costa Rica y con el diseño del uniforme. La institución promueve este tipo de actividades y motiva a sus empleados, por ejemplo, con una carrera atlética que organiza desde hace ocho ediciones y que este año será el próximo 14 de julio.