Juan Diego Villarreal. 4 enero
El atleta Juan Diego Castro (670) junto a sus compañeros de la Universidad de Oklahoma State, Garrett Calhoun (668) y Nick Kenville (678), durante el Big Timmons Challenge en Kansas. Cortesía
El atleta Juan Diego Castro (670) junto a sus compañeros de la Universidad de Oklahoma State, Garrett Calhoun (668) y Nick Kenville (678), durante el Big Timmons Challenge en Kansas. Cortesía

El arranque de la temporada para el atleta Juan Diego Castro Villalobos no pudo ser más alentador, al ganar el mes anterior la prueba de 1.000 metros lisos en el Big Timmons Challenge en Kansas, Estados Unidos, en la modalidad de indoor o bajo techo.

Para Juan Diego, el último cuatrimestre del año no fue el mejor al sufrir una lesión en la planta del pie derecho que le hizo perderse el Panamericano de Atletismo Juvenil que se realizó en nuestro país, en julio pasado, así como la posibilidad de clasificarse a los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, 2019.

Castro, atleta de la Universidad de Oklahoma State, recobró la confianza al triunfar con un tiempo de 2 minutos 28 segundos 07 centésimas (2:28.07), superando a su compañero Garrett Calhoun (2:32.08) y a Matt Harding de la Universidad de Kansas (2:34.91).

"Me queda una sensación de satisfacción por saber que tuve un resultado decente en mi primer test, previo a la temporada, a pesar de que no tenía condiciones realmente apropiadas para competir. Los objetivos son claros, mejorar marcas lo más que se pueda y estar en la final nacional de la NCAA”, comentó Castro, quien pasó vacaciones en nuestro país.

El atleta josefino, quien desde el 2018 está becado en la Universidad de Oklahoma State, indicó que en el inicio de su pretemporada hizo mucho énfasis en la resistencia corriendo fondos de entre 13, 16 y 24 kilómetros por día, pues durante este 2020 hará énfasis en las pruebas de 800, 1.500 y 3.000 metros.

Juan Diego comentó que en sus metas no está buscar la marca para el Mundial de Atletismo indoor en Nanjing, China, de marzo próximo. Además, se tomará con calma la posibilidad de clasificarse a las justas de Tokio 2020, donde las marcas son de 1:45.20 en los 800 metros y 3:35.00 en los 1.500. Los mejores registros del nacional son de 1:48.95 y 3:49.81 respectivamente.

“El mundial queda descartado porque choca con las finales nacionales indoor de la NCAA. En cuanto a la posibilidad de clasificar a los Olímpicos, he aprendido a concentrarme en mis objetivos a corto plazo, es mucho más fácil mantenerse enfocado, así que Tokio dependerá de cómo se vayan dando los resultados poco a poco”, agregó Castro.