Fanny Tayver Marín, AFP . 28 abril
Andrey Amador se vio muy laborioso en el segundo día de carrera del Tour de Romandía. Fotografía: Getty Sport / Ineos
Andrey Amador se vio muy laborioso en el segundo día de carrera del Tour de Romandía. Fotografía: Getty Sport / Ineos

Después del prólogo del martes, el ciclista costarricense Andrey Amador fue un punto alto del Ineos en la primera etapa en línea del Tour de Romandía.

Aunque todo hacía indicar que el cierre de la jornada era una clara invitación para que los hombres rápidos tomaran la batuta, el equipo del rutero nacional cargaba con llevar el peso de la carrera.

Eso se da por tener la camisa de líder con el australiano Rohan Dennis y porque Ineos presenta podio completo en este momento. Ese 1-2-3 lo completan Thomas Geraint y Richie Porte.

Ineos corrió con inteligencia y el tico fue uno de los encargados de trabajar a fondo para que esa prenda siga en poder de su compañero.

“El equipo mantuvo su control inicial en la general, con Dennis, Geraint Thomas y Richie Porte ocupando los tres primeros lugares en la general en Suiza. Con un bucle repetido de subidas, los ciclistas establecieron un ritmo sólido en la parte delantera, trabajando juntos para mantener bajo control la escapada del día”, relató el Ineos en su página electrónica.

Luego, Eddie Dunbar, Andrey Amador, Owain Doull y Filippo Ganna hicieron relevos antes de que otros equipos tomaran el ritmo en los últimos 15 kilómetros.

“Un esprint de grupo ganado por Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) aseguró que fuera una clasificación general prácticamente sin cambios antes de las etapas más difíciles por venir”, señaló la formación del tico.

Precisamente, 11 años después de su último triunfo en la prueba, el eslovaco Peter Sagan se adjudicó al esprint la primera etapa de la Vuelta a Romandía, en Martigny, al cronometrar 4:12:40 y Amador finalizó el día en el puesto 98, a 3:34.

En la general, el tico está en el peldaño 87, a 4:06.

Sagan fue el más fuerte en un primer pelotón, después de 168 kilómetros sobre un asfalto mojado. El antiguo campeón del mundo superó al italiano Sonny Colbrelli y al neozelandés Patrick Bevin.

El neerlandés Thymen Arensman, último superviviente de una escapada de seis corredores, fue alcanzado cuando restaban 20 kilómetros para meta.

Tres veces campeón del mundo entre 2015 y 2017, Sagan (31 años) logró su segunda victoria de la temporada después de haber sufrido covid-19 a principios de año, lo que le supuso no brillar en las clásicas (cuarto en la Milán-San Remo).

“Es muy bueno venir aquí tras tres semanas sin carreras y ganar. Era probablemente la única etapa que me convenía, las siguientes serán difíciles”, señaló Sagan.

El líder del Bora-Hansgrohe tiene como objetivo ahora el Giro de Italia, que empieza el 8 de mayo. Será su segunda participación tras haber debutado en octubre.

Para este jueves, habrá carrera entre La Neuveville y Saint-Imier, con un recorrido accidentado de 165 kilómetros. Destaca la subida de la Vue des Alpes (7,8 kilómetros al 6,8 %), cuya cima se halla a 17 kilómetros para meta.

El Tour de Romandía finalizará el domingo.