El tico la pasó mal ayer en el desierto, batallando contra la tormenta de arena

Por: Fanny Tayver Marín 9 febrero, 2015
Andrey Amador calificó la segunda etapa del Tour de Catar como “una batalla entre la arena”. La jornada se corrió a 48 km/h. | EFE
Andrey Amador calificó la segunda etapa del Tour de Catar como “una batalla entre la arena”. La jornada se corrió a 48 km/h. | EFE
Andrey Amador exhausto, tras completar la segunda etapa del Tour de Catar. | Foto: andreyamador.com
Andrey Amador exhausto, tras completar la segunda etapa del Tour de Catar. | Foto: andreyamador.com

Sentirse congelado en la nieve o completar un Tour de Francia con un esguince desde el primer día no se compara con lo que Andrey Amador sufrió en la segunda etapa del Tour de Catar.

El ciclista costarricense de Movistar Team sintió el castigo del desierto en todo su cuerpo y aunque el clima fue “benevolente”, con temperatura de 35 grados, la tormenta de arena resultó todo un calvario para Amador y para muchos corredores.

La jornada, de 187 kilómetros entre Al Wakra y Al Khor Corniche, torturó a todo el pelotón desde la línea de salida.

El viento soplaba con fuerza y aunque los ciclistas trataron de resistirlo, llegó un momento en el que no pudieron más, se formaron los típicos abanicos y el grupo se partió por completo.

“Terminé increíblemente cansado. Iba en el primer grupo, hasta que ya no aguanté más. Quedé apaleado por la vida. Me arratoné como nunca antes me había pasado y la verdad, sentía que ya no podía dar más pedal”, comentó Andrey Amador.

El suizo Fabian Cancellara (Trek) también estuvo en penitencia y posteó en Instagram y Twitter: “Fuerte día en Catar, ventoso, arenoso y caótico”.

Los hombres de Movistar Team intentaron estar al frente en la mayor parte del recorrido. | Foto: AFP
Los hombres de Movistar Team intentaron estar al frente en la mayor parte del recorrido. | Foto: AFP

Todos sufrían, menos el noruego Alexander Kristoff (Katusha), quien aseguró que por vivir en la costa, está acostumbrado a lidiar con el viento y eso lo benefició para ganar la exigente largada con un tiempo de 3:49:51.

Andrey Amador terminó la etapa en el puesto 89, dentro de un lote de 35 pedalistas que llegaron a la meta con diferencia de 9:18.

Con la victoria de ayer, Kristoff asaltó la clasificación general y le quitó el maillot amarillo al compañero de Amador, José Joaquín Rojas, quien era líder.

“Se perdió el liderato, pero eso es parte del ciclismo y ahora lo que queda es ver si se puede hacer alguna buena actuación más”, destacó el rutero nacional, quien marcha de 85 de la general, a 10:01 de Kristoff.

Este martes se correrá la tercera de seis etapas, una contrarreloj individual de 10 kilómetros.