Fanny Tayver Marín. 4 septiembre
Andrey Amador corrió este martes la décima etapa de la Vuelta a España. Fotografía: Movistar Team
Andrey Amador corrió este martes la décima etapa de la Vuelta a España. Fotografía: Movistar Team

Después del lunes de descanso en la Vuelta a España, la segunda semana de carrera empezó bastante movida para el ciclista costarricense Andrey Amador y sus compañeros de Movistar Team.

La décima etapa implicaba una travesía de 177 kilómetros entre Salamanca y Bermillo de Sayago.

Era previsible un cierre masivo, tal y como ocurrió, pero lo que pasa en cualquier competencia de ciclismo es que ningún día puede catalogarse como transición.

Quizás la jornada que el papel pinte como inofensiva puede dar al traste con la planificación que se traía y con la consecución del objetivo por el que se fue a la competencia.

Y este martes, Amador fue uno de los tres ciclistas del equipo de Eusebio Unzué que pinchó en el tramo final de la etapa.

El incidente ocurrió en la bajada del Alto de Fermoselle, pero el auxiliar Tomás Amezaga lo asistió y el problema se solventó muy rápido.

Pero ese no era el único percance que vivió la escuadra telefónica, porque lo mismo le ocurrió a Nelson Oliveira y sin duda, el momento más apremiante para ellos fue cuando faltaban 17 kilómetros para el final y Nairo Quintana pinchó.

De forma automática, Amador, Oliveira, Richard Carapaz e Imanol Erviti se descolgaron del pelotón para ayudarle a su capo y lograr que pronto estuviera de nuevo en el grupo.

En la general, la etapa no iba a producir ningún cambio y a esas alturas, lo que todos querían era llegar a la meta, en un día donde los más rápidos eran los encargados de amenizar el show.

La victoria en Bermillo de Sayago fue para el italiano Elia Viviani (Quick Step), con un tiempo de 4:08:08, quien ya le había puesto su firma a la tercera fracción que se disputó el pasado 27 de agosto.

Esta vez, el vencedor del día se impuso sobre el eslovaco Peter Sagan (Bora Hansgrohe) y el italiano Giacomo Nizzolo (Trek Segafredo).

Con el mismo tiempo de Viviani arribaron a meta otros 116 pedalistas, un lote numeroso en el que iba Amador y al tico se le asignó la posición 86 de la etapa.

La clasificación general sigue en manos del británico Simon Yates (Mitchelton Scott) al acumular 41:03:00 tras diez fracciones. A él lo escolta Alejandro Valverde a un segundo y Quintana es tercero, a 14 segundos.

“No se puede decir que haya sido una jornada cómoda del todo, porque con 43 km/h de media y 180 kilómetros nada es sencillo, pero seguro que ha sido la etapa más suave de lo que llevamos de Vuelta”, destacó Valverde, en declaraciones recopiladas por Movistar Team.

Por su parte, Amador se encuentra en la casilla 75 de la tabla, a 43:10 del líder.

Este miércoles se correrá la décimo primera etapa de la Vuelta a España, con 207,8 kilómetros entre Mombuey y Luintra, con la meta en el último de los cuatro puertos de tercera categoría que tendrán que coronar los ruteros.

Aunque en Movistar Team insisten en que su objetivo es ganar la Vuelta con Quintana, a Valverde le agradaría mucho verse en esta semana con la camisa roja como mandamás de la competencia.

“Claro que me apetece ser líder, por descontado, pero no va a ser una obsesión. Ojalá este miércoles pueda ser un buen día para ello, aunque será una etapa difícil. Este martes hemos tenido que librar la tensión del viento y los muchísimos pinchazos, que han añadido bastante peligro. Hemos estado bien atentos, se ha resuelto bien la situación y salimos contentos”, finalizó Valverde.