Fanny Tayver Marín. 8 noviembre, 2020
Andrey Amador (izquierda) fue el gregario más fuerte de Richard Carapaz en esta Vuelta a España. Fotografía: Photo Gomez Sport
Andrey Amador (izquierda) fue el gregario más fuerte de Richard Carapaz en esta Vuelta a España. Fotografía: Photo Gomez Sport

El ciclista costarricense Andrey Amador completó su primera temporada con el Ineos Grenadiers, en un año extraño, totalmente diferente, marcado por la pandemia, pero que con su entrega sobre la bicicleta logró imponer un récord en el ciclismo latinoamericano.

Amador amplía su leyenda. Al llegar a Madrid, el tico suma nada más y nada menos que diecisiete presencias en vueltas grandes, todas corridas desde el principio y hasta el final.

Ese dato es relevante, tomando en cuenta que rompió una marca. El costarricense es desde este momento el ciclista latinoamericano con más carreras de tres semanas concluidas.

Cuando terminó el Tour de Francia ganado por Tadej Pogacar (UAE), el tico empató la marca que tenía el colombiano Rigoberto Urán (EF Pro Cycling), de 16 vueltas grandes terminadas. Eso sí, el ‘Toro de Urrao’ contabiliza más presencias en este tipo de competencias, porque se vio obligado a abandonar en tres.

Ahora, Amador tiene 17 incursiones en las competencias más prestigiosas de ciclismo de ruta a nivel mundial, llámese Tour de Francia, Giro de Italia o Vuelta a España. Y todas las terminó.

Otro apunte interesante es que el estadounidense George Hincapie corrió 20 grandes, de las cuales no concluyó tres.

Al llegar a Madrid, todos los pedalistas del conjunto británico brindaron, al ver el potencial que tienen, con ese espíritu de pelear hasta el final y de no guardarse nada.

El ecuatoriano Richard Carapaz fue subcampeón, superado por 24 segundos por el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma), quien se dejó el título de campeón de la Vuelta a España.

Primoz Roglic se dejó el título de la Vuelta a España y lo acompañaron en el podio Richard Carapaz y Hugh Carthy. Fotografía: AFP
Primoz Roglic se dejó el título de la Vuelta a España y lo acompañaron en el podio Richard Carapaz y Hugh Carthy. Fotografía: AFP

Lo ocurrido el sábado, cuando Movistar se encargó de ‘vengarse’ de Carapaz porque buscó nuevos rumbos una vez que se le acabó su contrato, dejó la impresión en el Ineos de que perfectamente él pudo quedarse con el título.

No fue así, pero queda la sensación de que después de este año, la próxima temporada será mejor para el escuadrón ciclístico en el que milita el exponente tico.

En esta ronda española, con la que termina oficialmente la temporada profesional 2020, Amador cerró en la casilla 52, a 2:10:34.

Desde 2010, cuando debutó en las grandes vueltas con la Corsa Rosa y hasta la fecha, el tico suma 57.869 kilómetros pedaleados en este tipo de competencias.

Conclusiones. A través de la página del Ineos, el capo de Andrey Amador señaló que ese segundo lugar en la general es bueno para él y para todos los integrantes del equipo.

“Para mí es muy especial estar en el podio en Madrid. Especialmente después de este año con la situación de la covid-19 y todo lo que teníamos que vivir en casa. Tuve un enfoque diferente para esta carrera, pero es increíble terminar segundo en esta Vuelta”, manifestó Richard Carapaz.

Y agregó: “Sé que tengo un gran potencial y seguiremos trabajando con el equipo para buscar otra victoria. Vine a la Vuelta con el objetivo de hacer una gran carrera y creo que lo hemos logrado. Tenía el apoyo y el objetivo de luchar hasta el final. Este podio significa mucho para mí, después del Giro de Italia de 2019. Tenía que demostrar que mi victoria no fue una coincidencia y creo que lo hice. Estoy aquí para luchar por más grandes vueltas”.

Por su parte, el británico Chris Froome corrió por última vez con el Ineos, porque a partir de enero estará en otra formación.

“Ha sido un día emocionante en mi último día con el equipo. Han pasado 11 años. Estoy entusiasmado con lo que nos espera”, indicó Froome sobre su situación particular, pero también aprovechó para elogiar a Carapaz.

“En etapas como L’ Angliru y el sábado hay márgenes tan pequeños. Richard está feliz, siente que lo dio todo y el equipo debería estar realmente contento con ese resultado, aunque no fue una victoria”, resaltó.

A pesar de las pocas carreras que se pudieron realizar este año por la pandemia, para Andrey Amador fue un verdadero privilegio ser compañero de este multicampeón, que después del accidente que sufrió el año pasado tuvo la capacidad de regresar y dio todo lo que tenía en una faceta desconocida para él, la de gregario.