Por: Fiorella Masís.   10 septiembre

El ciclista Andrey Amador criticó otra vez a la Federación Costarricense de Ciclismo (Fecoci) por la falta de apoyo para los pedalistas que representarían a Costa Rica en el Mundial de Ciclismo de Ruta, del próximo 30 de setiembre.

Hace cuatro días el ciclista escribió en sus redes sociales que se ausentaría de la cita planetaria en Innsbruck, Austria, debido a que él y los otros deportistas ticos debían costearse los gastos para asistir.

Andrey Amador durante la cuarta etapa de la Vuelta a España. Foto: Movistar Team

Amador en una carta abierta denunció que “lo que debería ser una fiesta está lejos de serlo porque los tres corredores que debemos representar a Costa Rica en esa prueba no contamos con ningún tipo de apoyo".

Eso provocó la reacción desde la Fecoci, específicamente de su presidente, Juan Manuel González, quien en declaraciones al diario La República aseguró que a Amador debía solidarizarse y entender lo que sucedía con la Federación.

Según dijo González, no se puede financiar el viaje por cuentas que arrastran de la Junta Directiva anterior.

“Si don señor ciclista (Amador) hubiera preguntado, se hubiera solidarizado y hubiera entendido la situación”, dijo el jerarca a La República.

Eso provocó que el ciclista de Movistar Team volviera a pronunciarse en su Facebook y Twitter.

En una extensa carta dirigida a González, el pedalista arremete sin contemplaciones contra la Fecoci.

"Esta federación es un desastre y espero que se puedan cambiar muchas cosas porque cada día que pasa el ciclismo está más cerca de desaparecer y es una lástima", escribió.

Reclamó que el presidente lo tildara de falta de solidaridad y calificó como falta de respeto sus declaraciones, recordando que anteriormente ayudó a la Selección Nacional con uniformes y utilizando a su propio fisioterapeuta.

"(...) deberían tener un poco de vergüenza de no apoyar al país para que progrese", agregó.

Además de regalar los uniformes, Amador recordó otros dos momentos específicos en los que no recibió ayuda económica pero sí participó en los campeonatos mundiales.

Comentó que en 2009, durante el Mundial de Mendrisio la federación española de ciclismo le pagó los gastos para "para poder representar a mi país mientras los míos se quedaron de brazos cruzados. Y me piden solidaridad".

Según describió, en el 2014 él mismo se pagó “casi todos los gastos de ese Mundial”.

“Incluso me llevé a mi propio masajista, que también les dio masaje a mis compañeros de Selección. ¿Ustedes creen que se puede correr un campeonato del mundo en esas condiciones? Y lo más grave es que cuando los hermanos Rojas llegaron de Costa Rica a Ponferrada no se encontraron con ninguna reserva de hotel hecha. Por suerte, el encargado del hotel en el que yo estaba hospedado les pudo encontrar una habitación que no tenían habilitada porque no reunía las condiciones para que pudieran quedarse ahí”.

Andrey Amador era uno de los seleccionados para ir al Mundial, pero su lugar ahora lo tomará el pedalista Román Villalobos, quien está dispuesto a cubrir sus gastos ayudado por su equipo, el Canel’s Specialized de México.

Para la cita planetaria, Amador correrá con Movistar Team en la prueba de contrarreloj por equipos, pero luego se irá a su casa.

“Si hago todo esto no es para sacar ningún beneficio personal. Me quedan pocos años en esto y por suerte tengo mi vida bastante estable. Si lo hago es para las próximas generaciones. De todas las ayudas que hay del Icoder, del Comité Olímpico, por favor intenten buscar nuevas caras. Yo no quiero ni un solo cinco de eso, pero ya cansa ver becas de corredores que ya han cumplido un ciclo y no tienen margen de mejora y todavía siguen recibiendo ayudas”.