Otros deportes

Andrea Vargas pule detalles en Tokio: ‘Me siento muy feliz de estar acá'

La campeona panamericana de los 100 metros vallas se encuentra en un campamento de entrenamiento en Tachikawa, donde todos los días le practican pruebas PCR y se aclimata al calor y la humedad de Japón

Mientras llega su esperado momento de competir, la atleta costarricense Andrea Carolina Vargas le saca provecho a sus primeros días en Tokio.

Ella es una de las 113 personas entre deportistas y técnicos que forman parte del campamento más masivo en cuanto a número de Comités Olímpicos, que se realiza en Japón de cara a los Juegos Olímpicos.

Por primera vez en la historia, la Organización Deportiva Panamericana (Panam Sports) tiene la oportunidad de reunir a destacados atletas, nadadores, voleibolistas y judokas de América previo a una cita olímpica y la puriscaleña cuenta cómo es el campamento en la ciudad de Tachikawa, en Tokio.

“La gente muy cariñosa, nos han recibido bastante bien, me siento muy feliz de estar acá”, expresó Vargas en un video publicado en el Instagram del Comité Olímpico Nacional (CON).

En el ambiente se respira la ilusión olímpica, pero a la vez, los organizadores tomaron múltiples previsiones para proteger la salud de de todos.

Así lo cuenta la gran esperanza tica: “En cuanto a las reglas de protocolos por la covid-19 están muy estrictos, nos tenemos que testear todos los días (con pruebas PCR), pero bueno, es para bien de todos y estoy entrenando en una pista muy bonita, en la Universidad de Chuo, azul, rodeada de mucha naturaleza”.

DE INTERÉS: Andrea Vargas: ‘La Súper Niña’ que no entendía por qué su mamá quería que compitiera en vallas

Más allá de la concentración y de los entrenamientos de calidad iguales a los que siempre efectúa, la especialista de los 100 metros vallas está en un periodo de aclimatación.

“El clima está un poco caliente y también húmedo, entonces estamos tratando de adaptarnos a eso y llevando el cuerpo poco a poco en los entrenamientos para adaptarlo, debido a que el viaje estuvo muy cansado”, citó.

Y agregó: “Creo que nos ha ido bastante bien, hemos compartido con atletas de toda América y a mí me pone muy feliz y muy orgullosa de estar participando aquí”.

Panam Sports reseña que la tranquila ciudad de Tachikawa está a solo 45 minutos del centro de la capital nipona y que en el campamento de entrenamiento hay verdaderas estrellas.

Ahí se encuentran figuras como Kirani James, de Granada, campeón olímpico de los 400 metros planos en atletismo de Londres 2012 y su compatriota, el campeón mundial en Doha 2019 y panamericano Lima 2019 del lanzamiento de jabalina Anderson Peters.

Están las campeonas mundiales del lanzamiento del disco Yaime Pérez y Denia Caballero de Cuba; los medallistas panamericanos del lanzamiento del martillo Gabriel Kehr y Humberto Mansilla de Chile.

La bicampeona panamericana del salto alto femenino de Santa Lucía Levern Spencer y la medallista de oro de los 100 metros con vallas en Lima 2019, Andrea Vargas.

Con el uniforme de Costa Rica, ella saldrá a la pista del Estadio Olímpico el 30 de julio, en el evento clasificatorio de los 100 metros vallas, entre las 6 p. m. y las 9 p. m.

De avanzar a las semifinales, correría de nuevo el domingo 1°. de agosto por la mañana, entre 4 a. m. y 7 a. m.

Si pasa a la final, la pelea por medallas está programada para ese mismo día, a las 9: 55 p. m.

Pero antes, ella tiene otra misión, porque será la abanderada de Costa Rica en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos y por eso, después de la práctica de este jueves salió de Tachikawa junto a su hermana, la marchista Noelia Vargas y con su mamá y entrenadora, Dixiana Mena.

Las tres se encuentran en la Villa Olímpica.

La inauguración será este viernes, a las 4:30 a. m. (hora de Costa Rica).

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.