Fiorella Masís. 8 octubre

El Mundial de Atletismo fue de ensueño para Andrea Vargas, no solo por su quinto lugar, sino porque adquirió el derecho de participar en la Liga Diamante 2020, un prestigioso evento organizado por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) y donde se reúnen los mejores del mundo.

Sin embargo, la puriscaleña no irá a ninguna de estas fechas, al menos no por ahora, confirmó su madre y entrenadora, Dixiana Mena.

Según comentó Mena, la preparación de la tica hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se centrará en América, para evitar viajes a Europa que provoquen cansancio excesivo.

Andrea Vargas se midió entre las mejores vallistas del mundo. Aquí en la final del Mundial junto a Tobi Amusan, de Nigeria. Foto: AP /Martin Meissner
Andrea Vargas se midió entre las mejores vallistas del mundo. Aquí en la final del Mundial junto a Tobi Amusan, de Nigeria. Foto: AP /Martin Meissner

Por ejemplo, la Liga Diamante 2019 —disputada entre mayo y setiembre— se realizó en 11 países europeos, dos asiáticos y otro africano. Eso es lo que desea evitar la entrenadora.

“Sé que con el quinto lugar en el Mundial de Doha, Andrea se ganó un espacio para participar en la Liga Diamante, pero el problema es que estas carreras, por ser en Europa, son demasiado cansadas para ella. Por eso buscamos sus entrenamientos y competencias en Estados Unidos y no fuera de América”, mencionó Mena al Comité Olímpico este martes, cuando arribó al país.

Andrea tendrá un mes de vacaciones y después iniciará la pretemporada para Tokio en el mes de noviembre. La tica ahora entrenará en un Centro del Alto Rendimiento, en Oregón, Estados Unidos, que cuenta con una pista sintética bajo techo y que se ubica a cinco minutos de donde ella vivirá con su esposo, David Jiménez, y su pequeña Avril, de cuatro años.

En el país norteamericano también tendrá oportunidad de foguearse y así evitar “demasiado gasto de energía", de acuerdo a las palabras de Mena.

“Las competencias que vamos hacer y tenemos planificadas serán en Estados Unidos, Costa Rica y, de repente, no descartamos se pueda viajar a un país del Caribe. Más allá no está contemplado”, mencionó Mena.

Andrea Vargas finaliza en el quinto puesto del Mundial de Catar

La palabra reiterativa para la estratega es “trabajo”, pues sabe que solo entrenando “duro” será la clave para llegar a la final de los Juegos Olímpicos.

Tokio 2020 se realizará entre el 24 de julio al 9 de agosto, por lo que los próximos meses, a partir de noviembre, serán “entrenamientos intensos” para la puriscaleña, enfatizó su entrenadora.

“Es muy importante que Andrea se prepare bien para ir y competir adecuadamente a Tokio. Necesita concentración y dosificación de cargas para evitar los viajes que son demasiado cansados como lo son los vuelos a Europa y las horas de espera en los aeropuertos”, agregó.

Consultada sobre los “trabajos” de la marchista Noelia Vargas, indicó: “Con ella será igual de fuerte, primero enfocados en buscar la clasificación a Tokio, pero contrario a Andrea, su preparación será en Costa Rica”, finalizó.