Juan Diego Villarreal. 15 julio
El costarricense César Jiménez se codea con los pilotos profesionales en los Estados Unidos y es uno de los grandes animadores del campeonato local. Cortesía
El costarricense César Jiménez se codea con los pilotos profesionales en los Estados Unidos y es uno de los grandes animadores del campeonato local. Cortesía

Aunque en un principio el piloto César Jiménez no se sentía con la confianza para competir en la antesala del cuadracross, profesional, en los Estados Unidos, el buen desempeño en su debut le demostró que estaba al nivel para competir mano a mano contra los mejores.

En su primera campaña con el equipo Corrosion Specialities, el tico suma dos terceros lugares, un cuarto y un quinto puesto, en el campeonato nacional de ese país, en la modalidad Pro Mod, con lo cual se ubica en la tercera casilla, corriendo al lado de conductores élite de mayor experiencia y rodaje.

“La verdad al principio sentía que no tenía la velocidad, que aún me faltaba para codearme con los profesionales. Incluso mis compañeros de equipo me ganaban en las prácticas y no tenía esa confianza para competir. Sin embargo, después de la primera carrera todo cambió. Me fue súper bien, gané seguridad y ahora todo se me hace más fácil”, explicó Jiménez, quien es oriundo de Curridabat.

César, después de tres jornadas, es tercero en la categoría con 74 puntos, solo superado por los locales Zack Decker con 75 unidades y Wes Lewis con 88.

Al mismo tiempo, el costarricense también está participando en la modalidad Pro AM, en la cual no solo corren los conductores profesionales, sino también los semiprofesionales, amateur y novatos. Allí se ubica en la cuarta casilla con 65 puntos y es superado por Zack Decker con 66, Michael Allefed con 76 y Max Lindquist con 100.

César Jiménez compite en los Estados Unidos desde el 2018. Sus primeros casos fue en la categoría amateur. Cortesía
César Jiménez compite en los Estados Unidos desde el 2018. Sus primeros casos fue en la categoría amateur. Cortesía

“La primera carrera fue fundamental, mostré que tenía nivel para estar acá, cuento con el motor, el equipo y la confianza. Además me siento muy orgulloso por lograr un podio en la categoría Pro Mod y ser el primer piloto centroamericano que tiene ese honor y la verdad es un gran orgulloso. Lastimosamente por la pandemia no pude disfrutar ese momento, ya que no hay ceremonia de premiación, me duele bastante porque era un momento muy especial”, acotó Jiménez, de 23 años.

Carreras diferentes. César, quien desde el 2018 empezó a competir en los Estados Unidos a nivel amateur, para lo cual viajaba vía terrestre por los Estados Unidos por días enteros, entre un competencia y otra, indicó que su deseo es mejorar día con día y afinar los detalles para su próxima prueba, el 26 de julio.

“El poder estar en el equipo Corrosion Specialities es un gran paso en mi carrera, es importante porque me permitió competir con los mejores de Estados Unidos. En el equipo me apoyan con alimentación, hospedaje, traslados, piezas para el cuadra y aunque no me dan un salario fijo, los premios que gano en las carreras son míos, por lo que debo hacer lo mejor en cada largada”, afirmó Jiménez.

Por el momento el nacional vive en Texas y cuenta con todas las comodidades para su desarrollo deportivo, lo que le ayuda a descansar más y a concentrarse en los eventos deportivos.

“Ahora nos trasladamos con más tiempo (un día y medio antes) a las competencias y eso nos ayuda a descansar y tenemos el cuadraciclo a punto, gracias al trabajo de los mecánicos. Al ser un equipo profesional nos da muchas ventajas y no como en los dos primeros años, cuando nos tocaba hacer de todo y había que hacerlo rápido, por lo cual cometíamos errores”, añadió Jiménez.

En cuanto a los parámetros de seguridad e higiene que siguen debido a la covid-19, César recordó que se tomaron una serie de medidas para salvaguardar la salud de los participantes y los aficionados.

“Para este año no se habilitaron las graderías a los espectadores, pero ellos pueden asistir en un número limitado a otros sectores, con mascarillas. Igual nosotros las usamos antes de las competencias. Por otra parte, los pilotos vivimos en una casa aislados, donde tenemos tres pistas para entrenar a nuestra disposición así como un gimnasio. Mantenemos nuestro burbuja social y pedimos los alimentos a las tiendas mediante Internet”, sentenció Jiménez.