Jack Cottle ingresó su auto al circuito automovilístico de Brands Hatch y deberá pagar su broma con ocho meses de cárcel

 17 noviembre, 2014

Londres

Un joven británico ingresó su vehículo particular al circuito automovilístico de Brands Hatch.
Un joven británico ingresó su vehículo particular al circuito automovilístico de Brands Hatch.

Un británico de 22 años fue condenado este lunes a ocho meses de cárcel por un tribunal inglés al ingresar con el Volkswagen Polo de su novia al circuito automovilístico de Brands Hatch, al sureste de Inglaterra, durante una carrera.

Jack Cottle se coló el pasado 14 de junio con el vehículo particular, en el que iban su novia y un amigo, a la emblemática pista, en el condado de Kent, que ese día celebraba la Fun Cup y que en el pasado ha albergado carreras de Fórmula Uno.

El amigo filmó un vídeo de unos tres minutos que posteriormente subieron a las redes sociales y a YouTube, donde ha sido visto por más de dos millones de personas.

En la grabación, Cottle ignora a su novia, que le pide a gritos que detenga el vehículo y salga de la pista, por la que estaban circulando otros Volkswagen en una carrera de resistencia.

El mes pasado, Cottle se declaró culpable de "causar alteración pública" con su temerario ingreso al circuito, en el que entró por un lateral y pretendió dar una vuelta completa.

Al sentenciarle hoy, el juez Martin Joy del tribunal de Maidstone dijo que el acusado "puso muchas vidas en peligro" y calificó sus actos de "premeditados" e "inexcusables".

Etiquetado como: