Fiorella Masís. 16 marzo

Zinedine Zidane volvió a dejar claro que su portero titular es Keylor Navas y el costarricense le respondió en la cancha.

Este sábado el técnico francés regresó oficialmente al banquillo del Real Madrid y una de sus primeras decisiones fue devolverle la titularidad al arquero tico.

Keylor Navas celebra la victoria del Real Madrid. Foto: Twitter La Liga
Keylor Navas celebra la victoria del Real Madrid. Foto: Twitter La Liga

Durante esta temporada ese lugar estuvo ocupado por Thibaut Courtois, pero bastó que Zidane asumiera las riendas merengues para que el belga fuera relegado a la suplencia.

Navas apareció en el once inicial ante el Celta de Vigo y el desenlace fue positivo: evitó la anotación de los visitantes y su equipo triunfó 2-0 en el Santiago Bernabéu.

Además, el Madrid dejó la portería en cero, algo que no hacía en la Liga desde hace cinco cotejos.

Apenas en el minuto 15 el costarricense tuvo su intervención más importante, cuando el partido estaba 0-0, al evitar el tanto del Celta.

(Video) Con esta gran parada Keylor Navas regresó a la titularidad en el Real Madrid

A mano cambiada, desvió un peligroso cabezazo del delantero Maximiliano Gómez, quien remató solo en el área.

En la siguiente jugada, de tiro de esquina, el cuidapalos salió los con puños para despejar nuevamente la pelota.

Esa primera acción fue como una señal clara de que Zidane no se había equivocado en reafirmar la confianza que siempre ha tenido en el nacional.

Para el entrenador merengue Keylor fue uno de sus indiscutibles durante dos años y medio en el Real Madrid y el portero de las tres Champions League.

Lo defendió con palabras cuando se habló de sustitutos en el marco y lo confirmó con los minutos que le dio en el terreno de juego.

Sin embargo, durante su ausencia, de aproximadamente nueve meses, el centroamericano perdió protagonismo y la mayoría del tiempo lo pasó en la banca.

Con Santiago Solari fue designado como el arquero de la Copa del Rey, mientras Courtois jugó la Champions y la Liga.

Por eso, unas de las decisiones más esperadas de Zidane era la portería. ¿Cuál sería su titular? “Mañana lo veremos”, dijo Zizou un día antes del partido.

No quería dar ningún tipo de pista y fue hasta una hora antes de que empezara el compromiso que se conoció la titularidad de Navas.

Pasaron 62 días para que estuviera de nuevo en un duelo de la Liga española, pues su última participación fue el 13 de enero anterior, ante el Betis. Antes de eso solo jugó dos partidos más del campeonato doméstico, en agosto del año anterior.

Real Madrid's Welsh forward Gareth Bale (R) celebrates his goal with Real Madrid's Spanish defender Sergio Ramos during the Spanish league football match between Real Madrid CF and RC Celta de Vigo at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid on March 16, 2019. (Photo by GABRIEL BOUYS / AFP)
Real Madrid's Welsh forward Gareth Bale (R) celebrates his goal with Real Madrid's Spanish defender Sergio Ramos during the Spanish league football match between Real Madrid CF and RC Celta de Vigo at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid on March 16, 2019. (Photo by GABRIEL BOUYS / AFP)

Pese a todo ese ambiente en su contra, en enero anterior Navas extendió el contrato con los blancos hasta 2021, pero los rumores de su salida siguieron.

Ahora el panorama se aclara para el costarricense, aunque luego del partido Zidane dijo que Thibaut Courtois también jugará en lo que resta de la campaña.

El trabajo del Madrid será concluir lo que resta con el mejor rendimiento posible, sabiendo que el título prácticamente está en manos del Barcelona.

Los culés están 9 puntos por encima y jugarán el domingo frente al Betis, a la 1:45 p. m, mientras el Atlético supera a los blancos por dos unidades.

Lo cierto del caso es que sin ser un equipo arrollador, Zidane le devolvió la sonrisa al Bernabéu y también a Marcelo e Isco, quienes representaron otro de los cambios significativos del técnico en su alineación.

El partido. El Madrid dominó, ganó bien, pero el Celta le fue un rival incómodo, aunque sin mayores insinuaciones.

Lo más cercano que estuvieron del gol los visitantes fue el cabezazo que detuvo Navas, quien después vivió un juego relativamente tranquilo.

Para el nacional la mayoría de los minutos fue salir de los tres palos para dejarse balones sencillos que enviaba el Celta a su área.

En la primera parte los merengues estuvieron cerca de la anotación: un trallazo de Kroos rozó el horizontal (26′), Bale pegó un balón en el palo (30′), a Marcelo le desviaron un remate (35′) y Ramos no logró darle dirección a un cabezazo (36′).

Fue hasta después del descanso cuando los de casa pudieron irse al frente, aunque antes se les anuló un gol con revisión del VAR, debido a una posición prohibida de Varane en disparo de Luka Modric.

Eso fue en el 55′ y siete minutos después por fin lograron celebrar, gracias a un tanto de Isco (62′). El volante se desahogó y gritó el gol en medio de su difícil temporada.

A partir de ese momento las cosas se fueron inclinando a favor del Real y Gareth Bale selló la victoria con un remate de derecha que se fue hasta el fondo de las redes (77′).

Zinedine Zidane durante el juego en el Santiago Bernabéu. Foto: AP/Paul White
Zinedine Zidane durante el juego en el Santiago Bernabéu. Foto: AP/Paul White