Por: Esteban Valverde.   31 agosto
Keylor Navas le detuvo una opción muy clara a Trent Alexander-Arnold del Liverpool en la pasada final de la Liga de Campeones de Europa. Fotografía: AFP

Keylor Navas se consolida en el camerino del Real Madrid. El arquero costarricense está con bases solidas en el vestuario merengue y el trofeo que consiguió, como Mejor Portero de la Liga de Campeones de Europa 2017 - 2018, lo único que hace es reafirmarlo.

El arquero blanco, previo a la llegada de Julen Lopetegui, ya estaba fuerte en el camerino del Madrid. De hecho para nadie es un secreto que el cuidapalos tiene a Marcelo y a Sergio Ramos como parte de sus cercanos, ambos capitanes.

Ahora todos sus compañeros lo valoran como pieza vital del plantel y eso se notó en el último cotejo frente al Girona.

Previo a la jugada de la anotación del galés Gareth Bale (que dio la tranquilidad del 3 a 1), el delantero francés Karim Benzema le dijo al nacional, en un tiro de esquina, que sacara rápido para agarrar en contragolpe al adversario, Keylor asintió con su cabeza.

El tiro de esquina se cobró, el costarricense atacó la pelota, la embolsó y alzó su mirada, encontró a la mejor opción y sirvió a Isco Alarcón con su mano, la pelota llegó a la media cancha del campo y luego el español habilitó a Bale para que de seguido anotara.

El británico lejos de celebrar el gol como propio empezó a señalar hacia su portería, misma acción tuvo Benzema y Marcelo.

Antes de esa diana del Real, el nacional se había mostrado muy seguro en el marco. Sus compañeros no dudaron en alentarlo y felicitarle por cada intervención.

Así, cuando el tico hizo el paradón de la jornada al volante del Girona Álex Granell, Sergio Ramos levantó su pulgar y guiñó el ojo izquierdo; Navas respondió con el mismo gesto. Marcelo también alabó al portero después del partido.

"Es cierto que tenemos dos grandes porteros, pero Keylor en este partido lo ha hecho fenomenal y la verdad es que me alegro montones por él", enfatizó.

Sin profundizar mucho, el guardavallas tico resaltó lo bien que se siente al formar parte del cuadro blanco.

En la dedicatoria del galardón, el jugador repartió el mérito entre sus compañeros.

“Tenemos que comunicarnos súper bien, ellos son como mi familia en la cancha, esto también es gracias a ellos”, expresó en plena premiación, al frente del escenario.

También en sus redes sociales volvió a mostrarse agradecido con el camerino.

“Gracias a mi familia y a todos mis compañeros por siempre creer en mí. Felicidades a Sergio Ramos y Luka Modric por esos premios tan merecidos; son los mejores”, concluyó.

Ver más!

El arquero, después de la gala, se mostró muy optimista por lo que pueda traer la actual temporada.

El portero recalcó que no debe demostrar nada y está enfocado en disfrutar cada oportunidad de juego.

"No salgo al campo pensando que tengo que demostrar nada a nadie, salgo con ganas de disfrutar, poder jugar es una bendición, una alegría, aunque no se puede caer bien a todo el mundo, pero son cosas que nos tienen que motivar. Solo Dios es perfecto. Hay que trabajar para intentar hacer las cosas bien cada día. Siempre voy a querer jugar, pero no me puedo meter en las decisiones del entrenador", explicó.

Navas está tranquilo y aunque sabe que con Thibaut Courtois tiene una competencia buena, él continuará esforzándose.

“Con Julen he hablado, en su mente estará lo que va a hacer, pero me quedo con que me dijo que confía en mí, que cuenta conmigo y para mí esas palabras me ayudan a esforzarme”, finalizó.

Keylor Navas continúa agrandando su legado y también su nombre en el camerino blanco cada vez gana más espacio.

Ver más!

Infografía de La Nación.