Esteban Valverde.   26 mayo
Andrés Lezcano, Adrián de Lemos, José Mena y Anllel Porras celebraron a lo grande el cetro. Fotografía: Nuestro Diario.

La final del fútbol de Guatemala dejó dos realidades muy diferentes para Costa Rica. Mientras cuatro futbolistas nacionales: José Mena, Adrián de Lemos, Andrés Lezcano y Anllel Porras se coronaron como monarcas, el técnico Rónald Gómez no pudo concretar la proeza con el Malacateco y anunció su regreso al fútbol tico.

Antigua dominó el marcador de la serie final sin complicaciones, al punto que ganó tanto el juego de ida como el de vuelta 1 a 0 para un global de 2 a 0. En el encuentro de este domingo, el Antigua alineó a los cuatro costarricenses; en Malacateco, Gómez también puso en el campo a Kenny Cunningham.

Después del compromiso, la Bala no escondió la desazón por la derrota, además criticó fuertemente el trabajo arbitral y reveló que dirigió su último encuentro en Guatemala, porque tiene una opción muy fuerte para dirigir en Costa Rica.

“Entramos bien, pero llegaron las dos expulsiones y, bueno, eso nos trajo todo abajo. El línea debió expulsar a jugadores de ambos equipos, pero bueno... Mi contrato terminó y vamos a ver qué pasa. No sabemos que sucederá, pero este es mi último partido con Malacateco. Mi futuro pasa por regresar a Costa Rica; ya hay equipo por allá”, sentenció el estratega.

El exjugador del Saprissa y Alajuelense no quiso revelar a cuál equipo será el que dirigirá, sin embargo La Nación contactó a la dirigencia del Municipal Grecia y ellos aceptaron que es una posibilidad; no obstante, todavía no hay una noticia oficial.

Sobre su paso por Guatemala, Rónald añadió que el año que estuvo fue destacable.

"Diríamos que fue un año bueno, el equipo estaba para pelear y no descender, pero nosotros buscamos más y ahora lo dejamos subcampeón", pronunció.

Otro que tampoco tiene su continuidad segura es Cunningham, quien podría regresar al balompié costarricense.

Malacateco firmó una temporada histórica en la que creó una expectativa muy alta en la afición.

“El fútbol de Guatemala debe de cambiar su forma de jugar, la verdad es que nosotros lo hicimos bien y buscábamos tener la pelota, pero no se puede estar peloteando a cada rato. El fútbol es diferente”, concluyó Gómez.

Voz del campeón. Por su parte, Adrián de Lemos, arquero titular del Antigua, con su mirada entre lágrimas comunicó que el cetro era para su hija, Arianna de Lemos, quien no pudo ver a su papá coronarse campeón en vivo por motivos de estudio.

“La verdad estoy muy agradecido con Dios. Todo esto es para él, para mi familia, también para mi hija, quien no pudo venir, porque está en exámenes universitarios, pero tenía una promesa con ella. Nosotros dejamos alma, vida y corazón en la cancha para lograr el campeonato. Al final lo pudimos hacer y eso nos tiene muy conformes, contentos y ahora a continuar celebrando”, profundizó.

Para Mena y De Lemos es su segundo título de campeón de Guatemala, ya que en 2017 también se habían consagrado monarcas con el Antigua.

Colaboró el periodista guatemalteco Pedro Pablo Mijangos.