Agencia AFP.   4 septiembre
Keylor Navas y sus compañeros celebraron el cetro en 2017. Fotografía: AP

El Chivas del Guadalajara mexicano, campeón de la Concacaf, comenzará su andadura en el Mundial de Clubes de 2018, que se jugará del 12 al 22 de diciembre, en Emiratos Árabes Unidos el 15 de diciembre ante el campeón de la Champions de Asia, aún por definir, según deparó el sorteo realizado este martes en Zúrich.

En caso de victoria, el club azteca buscará el pase a la final ante el vigente campeón de la competición y ganador de las tres últimas ediciones de la Liga de Campeones, el Real Madrid. Ese partido se semifinales se disputaría el 19 de diciembre en Abu Dabi.

El Al Ain local se medirá con el Team Wellington FC neozelandés, campeón de Oceanía, en el único duelo preliminar, y el equipo clasificado se encontrará en ‘cuartos’ con el campeón de África.

El ganador por ese lado del cuadro se cruzará en semifinales con el próximo ganador de la Copa Libertadores de la Conmebol.

El exjugador argentino Esteban Cambiasso, ganador del torneo en 2010 con el Inter de Milán, fue el encargado de extraer las bolas de los bombos.

“Competir en un Mundial de Clubes es una experiencia única. Es un ambiente muy emocionante el que se crea cuando ves a los hinchas de varios continentes apoyar a sus clubes tras una temporada afortunada”, explicó Cambiasso, en declaraciones recogidas en un comunicado de la FIFA.

La secretaria general de la FIFA, Fatma Samoura, destacó la importancia que tiene el Mundial de Clubes para su organización.

“Hay algo realmente satisfactorio en la cita de los campeones actuales de cada confederación y los relatos sobre cómo alcanzaron el éxito continental. La FIFA está comprometida con el fomento del fútbol de clubes y su arrolladora presencia mundial, y no existe para este fútbol ninguna plataforma que sea mejor que la Copa Mundial de Clubes de la FIFA”, afirmó.