Fiorella Masís. 25 junio

Para Raquel Rodríguez jugar en Estados Unidos es familiar, pero hacerlo con la camisa de los Thorns de Portland lo convierte en una nueva experiencia. Del otro lado está Shirley Cruz, quien con una carrera larga y reconocida, tendrá sus primeros pasos en la el fútbol de ese país con el OL Reign.

En lo que sí coinciden es la espera para volver a competir, para sentir otra vez esa sensación en el terreno de juego. Para estas ticas esa expectativa acabó.

Aunque no se trata de un campeonato regular de National Women’s Soccer League (NWSL, por sus siglas en inglés), tendrán la oportunidad de jugar la Challenge Cup, que será de apenas un mes.

Se celebrará en la ciudad Utah, solo en dos canchas, el Rio Tinto Stadium de Sandy y el Zions Bank Stadium de Herriman. El acceso a aficionados está prohibido.

El coronavirus las obligó a tener un estreno muy particular. Rodríguez llegó a Portland desde el 13 de marzo, pero para ese momento el equipo ya no entrenaba. Le tocó esperar hasta el 10 de mayo para visitar el estadio Providence Park y más de tres meses después, por fin podrá disputar un partido.

Rocky asegura que el regreso es como una especie de bocado de vida en medio de la situación vivida a nivel mundial.

“No solo será un ambiente agradable para las jugadoras en el sentido de que podremos jugar y hacer lo que amamos, sino también para los fanáticos, porque es como algo para emocionarse”, comentó.

La espera de Shirley Cruz también fue muy particular, sobre todo porque la mayoría de aficionados costarricenses pensó que el resto de su carrera sería en Alajuelense. Pero en marzo se hizo oficial su contratación con el OL Reign, pero hasta finales de mayo pudo viajar, en medio de la pandemia.

Shirley Cruz empezó a entrenar con el grupo en junio. Foto: Twitter OL Reign.
Shirley Cruz empezó a entrenar con el grupo en junio. Foto: Twitter OL Reign.

Los Thorns de Rodríguez inaugurarán el certamen ante el campeón, North Carolina, este sábado a las 11:30 a. m. (hora de Costa Rica). Mientras el equipo de Cruz empezará hasta el martes a las 8 p. m. contra el Sky Blue.

Las ticas podrían verse las caras el 13 de julio, fecha en que está programado el compromiso entre Thorns y OL Reign.

Participarán un total de ocho de los nueves equipos de la NWSL, esto debido a que Orlando Pride se retiró a inicios de semanas porque seis de sus jugadoras y cuatro personas del cuerpo técnico dieron positivos en pruebas de coronavirus.

Eso no paró los planes y la liga se celebrará, siendo la primera en reanudarse en Estados Unidos luego del parón por la pandemia.

Empero hay figuras importantes que no estarán por diferentes razones. El caso más sonado es el de Megan Rapinoe, compañera de Shirley Cruz. Quien fue Balón de Oro en 2019 le comunicó a su club la decisión por temor al coronavirus.

“Megan nos hizo saber que ha decidido no jugar en el torneo”, dijo el director ejecutivo del equipo, Bill Predmore, en un comunicado este martes. “Nos encantaría tenerla en el club para el torneo, pero entendemos y respetamos su decisión”. A ella se unieron las delanteras Christen Press (Utah Royals) y Tobin Heath (Portland Thorns FC). Ambas confirmaron que sus ausencias son una medida de prevención frente al virus.

Las futbolistas tienen derecho de hacer esto sin afectar su relación con los equipos, pues la participación en la NWSL Challenge Cup es voluntaria.

Cada club jugará cuatro partidos de temporada regular y luego habrá eliminación directa hasta la final.