AFP . 13 septiembre
Neymar reacciona de esta forma durante el juego entre el PSG y el Marsella. Fotografía: AFP
Neymar reacciona de esta forma durante el juego entre el PSG y el Marsella. Fotografía: AFP

París/AFP. El París Saint-Germain sigue sin puntuar en la Ligue 1 2020-2021 tras caer en casa ante el Marsella por 1 a 0, en el clásico del fútbol francés, que este domingo cerró la tercera jornada, en un duelo con cinco expulsados en el descuento final, entre ellos Neymar, recién recuperado de la covid-19.

En el arco del equipo parisino estuvo Sergio Rico, en sustitución de Keylor Navas, quien también tuvo covid-19.

Florian Thauvin (minuto 31) firmó el único tanto del partido en la capital francesa, para dar a los suyos el triunfo y una dosis extra de motivación en este inicio de curso.

En un partido muy caliente, tras un enfrentamiento en el descuento final, el árbitro optó por expulsar a tres jugadores del PSG (Neymar, Leandro Paredes y Layvin Kurzawa) y a dos del Marsella (Darío Benedetto y Jordan Amavi).

Neymar y Paredes, así como Ángel Di María, reaparecían este domingo tras recuperarse del nuevo coronavirus. Kylian Mbappé, también infectado, era todavía baja en el PSG para este partido.

Cero puntos

Desde su derrota en la final de la Liga de Campeones ante el Bayern Múnich el pasado 23 de agosto, las malas noticias se acumulan para el PSG.

Primero con los siete casos positivos al covid-19 y ahora con las dos derrotas sufridas esta semana en los dos partidos que ha disputado hasta en el campeonato. El jueves el campeón galo había caído 1-0 en el terreno del recién ascendido Lens.

En un Parque de los Príncipes con una mínima presencia de público por la pandemia del nuevo coronavirus, el Marsella consiguió su primera victoria en París desde 2010 y su primer triunfo sobre el París Saint-Germain desde noviembre de 2011, desde hace 3.850 días.

En esos casi nueve años, teniendo en cuenta todas las competiciones, el PSG le había derrotado en 17 ocasiones en 20 partidos. Los otros tres duelos acabaron en empates.

El resultado de este domingo permite al Marsella, subcampeón el pasado curso, sumar seis puntos en dos partidos jugados en este inicio de temporada.

Una situación antagónica a la del PSG, que sigue a cero en la tabla, en los últimos puestos, igualado por ahora con pleno de derrotas con Metz, Dijon y Estrasburgo.

No hubo que esperar mucho para ver la primera gran ocasión del Clásico: en el 2, el italiano Marco Verratti estuvo a punto de marcar en un cara a cara con Steve Mandanda, que consiguió evitarlo.

Pero fue el Marsella el que inauguró el marcador, cuando Dimitri Payet colgó una falta al área y Florian Thauvin leyó a la perfección la jugada, pudiendo rematar de volea en el área pequeña, batiendo así al arquero español Sergio Rico en el 31.

En la segunda mitad, el PSG lo intentó insistentemente.

A ambos equipos se les anuló un tanto por sendos fueras de juego, primero a los locales, obra de Ángel Di María (minuto 61) y luego al Marsella, que había marcado gracias al también argentino Darío Benedetto (63).

Neymar rozó el empate en el 69, a pase de la muerte de Pablo Sarabia, pero su intento se fue fuera por milímetros.

Tensión en el descuento

En el descuento se desencadenó un enfrentamiento entre jugadores.

Neymar, que dio un pequeño toque en la cabeza a un rival, fue expulsado tras la revisión en videoarbitraje. Segundos antes habían sido expulsados dos jugadores en cada equipo, para un convulso y eléctrico epílogo al primer clásico francés de la temporada.

Antes este domingo, Rennes, Mónaco y Lille, tres de los candidatos a desafiar la hegemonía del PSG en la Ligue 1, ganaron sus partidos de la tercera jornada y se colocaron al frente de la clasificación.

Cada uno tiene 7 puntos en tres partidos disputados y es el Rennes el que ocupa el liderato por una mínima mejor diferencia de goles (+3 contra +2 de los otros dos).

El Rennes venció 4-2 en Nimes, mientras que Mónaco y Lille ganaron como locales, a Nantes (2-1) y Metz (1-0), respectivamente.