Esteban Valverde. 27 marzo

Así cuentan los legionarios su experiencia ante la pandemia que ataca al orbe

Estados Unidos se convirtió, en los últimas 48 horas, en el país con más contagiados por el nuevo coronavirus. El país norteamericano ya desplazó a China como la nación con más infectados en el orbe.

Los norteamericanos tienen 92.932 enfermos con covid-19, mientras que China está con 81.897. De esta forma la situación que se vive en EE. UU. es crítica; ante esto La Nación contactó a Ulises Segura y Joseph Mora, los dos legionarios que integran las filas del DC United de la MLS.

En Washington DC, la capital estadounidense, se registraban 304 casos y cuatro decesos a este sábado.

Ulises es claro que prefiere salir solamente a comprar lo necesario para subsistir y no expone a su esposa y dos hijas a ir fuera del hogar.

“Acá en Washington se han tomado medidas más rigurosas, todo está cerrado. La recomendación es estar en casa, hemos tratado de seguir instrucciones y bueno, por dicha estamos bien. En el edificio que estamos no hay casos, pero no nos deja de preocupar estar cerca de Nueva York, que es la ciudad más afectada por el virus, donde se ha dado el impacto”, reflexionó.

Segura añadió que en Estados Unidos las dimensiones son mucho mayores que en Costa Rica, por lo que el control de lo que hace la población es mucho más complejo.

Grito al cielo. El otro tico del DC United, Joseph Mora, explicó que la situación cada día está peor en Estados Unidos, por lo que considera que se debe dejar de pensar en el perjuicio económico para así centrar todos los esfuerzos en salvar vidas.

"Ojalá acá se entienda que la economía es más recuperable que una vida, ojalá y la población acá pueda mantener las medidas tomadas. Usted sabe que acá el gobierno está pensando más en el impacto económico y no debe ser así. No queda otra que estar en casa", resaltó.

El lateral izquierdo recalcó que tiene preocupación por las estadísticas que se arrojan día tras día, debido a que el crecimiento ha sido muy rápido y todavía no hay una señal clara que se pueda frenar.

"La situación es muy grave, ya pasamos a ser el país número uno con casos. Lo peor es que cada vez hay más incremento de casos y de muertes. También las personas no hacen mucho caso y creo que se necesita tener más reflexión acá", puntualizó.

El jugador al igual que Ulises sigue un entrenamiento personalizado en su casa y sale solamente si es necesario comprar alimentos o algún elemento para el hogar.

"Estamos en casa, no salimos, tenemos los cuidados como el lavado de manos y las otras restricciones. Se sabe que hay un virus muy contagioso. No tenemos contacto con nadie. En el equipo nos mandaron un plan y lo hacemos en casa. Nos controlan mucho y solo queda esperar y dar tiempo, esperando que la gente entienda lo importante que es priorizar la salud", agregó.

La MLS se encuentra suspendida hasta mediados de mayo, cuando se volverá a analizar el paso a seguir en la liga de fútbol estadounidense.