Esteban Valverde. 10 febrero
Yeison Esquivel es la referencia ofensiva del Diriangén, el tico tiene dos goles en tres encuentros. Fotografía: Facebook del Diriangén.
Yeison Esquivel es la referencia ofensiva del Diriangén, el tico tiene dos goles en tres encuentros. Fotografía: Facebook del Diriangén.

El volante Yeison Esquivel vivió el primer semestre del 2018 lleno de emociones: primero consiguió un rendimiento destacable en el Diriangén de Nicaragua, al punto que logró el campeonato; no obstante, también se topó con una situación tensa fuera del campo: el vecino país entró en una serie de enfrentamientos entre la población y el gobierno.

Él, junto a los también ticos Andrés Mendoza y Josué Meneses, militó en el club blanco y negro en la época más difícil del gobierno de Daniel Ortega. De hecho, Esquivel y Mendoza se vieron en medio de una batalla campal, en abril anterior.

La situación era tan crítica en Nicaragua, a inicios del 2018, que el club decidió entrenar a las 6 a. m. y ni siquiera se podía almorzar en paz.

“Cuando fuimos a almorzar comenzamos a ver un movimiento mayor de gente, luego pasamos a cortarnos el pelo y vimos que la cosa aumentó. Al salir de la peluquería quedamos atrapados en medio de un enfrentamiento. De pronto vimos un montón de gente, nosotros necesitábamos cruzar la calle, pero empezó el enfrentamiento y todo el mundo empezó a correr… Cuando nos dimos cuenta volaban piedras y empezaron a explotar gases… Al final salimos, pero claro que uno se asusta”, comentó Yeison a La Nación en aquel momento.

Aún así y pese a esa mala experiencia, el atacante, quien jugó en el país con la Universidad de Costa Rica, decidió regresar al fútbol de Nicaragua después de la tormenta social.

El volante quedó libre del Herediano en el mes de diciembre, plantel dueño de su ficha. En tierras nicaragüenses se dieron cuenta y no dudaron en contactarlo. La llamada convenció al hábil futbolista y no dudó para aceptar.

Esquivel apenas tiene 22 años, por lo que él es claro en que este es un paso para agarrar de nuevo regularidad y confianza de cara a un regreso a Costa Rica.

"Me llamó la atención que me buscaron, la verdad me gustaría volver a agarrar confianza y retornar a mi mejor nivel. Acá sabemos que se vivieron momentos complicados, pero ya todo volvió a la normalidad, ya todo va bien, entonces quiero volver a ser campeón y mostrarme. En el aspecto social ya es el país tranquilo en el que estábamos antes de los enfrentamientos", relató.

El fútbol de Nicaragua es visto por él como la oportunidad para dar un salto mayor. Yeison se visualiza en la segunda parte del 2019 regresando a Costa Rica o en una mejor liga centroamericana.

“Ya se puede salir tranquilo. La idea es agarrar ritmo y ver si me sale otra oferta. Quiero regresar a Costa Rica o a otro país. Ahí veremos. El fútbol de acá ha conseguido avanzar de forma positiva y ya uno ve ciertos elementos tácticos que antes no se observaban. A nosotros, los equipos se nos encierran, por ejemplo”, destacó.

El costarricense vive en la casa club de la institución con tres mexicanos y dos locales, por lo que la mayoría del tiempo lo comparte con ellos.

Así es la vida del tico que dejó atrás el temor por la situación tensa de Nicaragua y volvió a un fútbol que le da regularidad y ritmo para buscar rencontrarse con su versión más determinante.