Esteban Valverde. 24 julio
Keylor Navas celebró con sus compañeros la Copa de Francia, en la imagen se ve Mbappé en muletas. Fotografía: PSG
Keylor Navas celebró con sus compañeros la Copa de Francia, en la imagen se ve Mbappé en muletas. Fotografía: PSG

El París Saint Germain y Keylor Navas cumplieron con el pronóstico y se coronaron campeones de la Copa de Francia para alcanzar su segundo título de la temporada; sin embargo, este cetro costó caro porque una de sus figuras, Kylian Mbappé, terminó llorando y en muletas.

En un partido que se complicó más de la cuenta, el París apenas ganó 1 a 0 gracias a un gol del brasileño Neymar, quien marcó en el minuto 14. Cuando parecía que el encuentro sería controlado por el PSG, el conjunto de Saint Etienné empezó a complicar las acciones.

Pese a contar con un hombre menos, el rival de los parisinos no se aminoró. Empero el momento más complejo del duelo llegó en el minuto 33 cuando Mbappé sufrió una entrada fuerte del rival, Loic Perrin.

El campeón del mundo de Rusia 2018 gritó, cayó al césped y empezó a rodar del dolor, las señales no eran buenas. El técnico del PSG, Thomas Tuchel, observó preocupado, arrugó su cara y procedió a hacer ingresar al español Pablo Sarabia.

El pronóstico fue mucho menos alentador, cuando se confirmaron las lágrimas de Mbappé, luego la preocupación se volvió realidad al ver al atacante en muletas.

A 19 días de iniciar la batalla por la Liga de Campeones de Europa, el París Saint Germain corre el riesgo de perder a uno de sus hombres más importantes y determinantes: la joya gala.

El partido continuó, al final el París triunfó y alzó la copa francesa. Keylor Navas sumó su segundo campeonato como jugador del PSG, no obstante las miradas se las llevaba el delantero francés que celebraba con muletas la obtención del torneo.

Al final del partido, el entrenador Thomas Tuchel hizo una evaluación de lo sucedido.

"Una final siempre es complicada de jugar. No jugamos durante 5 meses, fuimos los favoritos y teníamos todo que perder. Los jugadores de Saint-Étienne presionaron mucho, asumieron muchos riesgos, y estábamos luchando por encontrar soluciones para salir de esta presión. Pero después de una primera oportunidad de su parte, creamos varios más para marcar un segundo gol. No es fácil jugar un juego como este. Pero ganamos esta final, es lo mejor. Ahora podremos analizar, observar, mejorar. Tenemos una semana antes de jugar otra final y estar listos para ganar nuevamente", pronunció.

Sobre Mbappé agregó: “No sé qué decir. Este es el tercer juego consecutivo contra Saint-Etienne, pero es la tercera vez que terminan con diez hombres, después de 30 minutos. Me alegro de haber ganado este título, pero esas no son buenas noticias. Ahora tenemos que mantener la calma y esperar las noticias. ¿Pero viste la falla? Todos están preocupados. Todos los que ven esta falta están preocupados. ¡Pero por supuesto que estoy preocupado!”, finalizó.

Seguidamente criticó fuertemente la labor arbitral al permitir juego brusco en exceso.

De reojo el PSG ya piensa en la final de la Copa de la Liga contra el Lyon, el 31 de julio y el debut en los cuartos de final de la Champions League ante el Atalanta, el 12 de agosto.

"Físicamente, estamos bien, todos se sintieron bien y el entrenador hizo los cambios necesarios. Sabemos que podemos jugar mejor, pero no siempre es fácil ganar con 4-0, 8-0 ... También debes saber cómo sufrir y salir de él sin necesariamente jugar bien", acotó al respecto el defensor Marquinhos.

De momento se desconoce la gravedad de la lesión de Mbappé, pero corre riesgo para disputar la Champions. Keylor Navas con el cetro de copa francesa acumula 21 campeonatos ganados en su carrera como jugador.