Esteban Valverde. 6 febrero
Keylor Navas observa como una pelota pega en el horizontal luego de un remate de Rakitic. Fotografía: AP
Keylor Navas observa como una pelota pega en el horizontal luego de un remate de Rakitic. Fotografía: AP

Keylor Navas volvió a tener una actuación sublime ante el Barcelona. El arquero nacional, ahora acostumbrado a jugar una vez cada mes, no falla, se ve seguro, con confianza… Como si jugara todos los domingos.

El futbolista fue determinante ante Luis Suárez, Lionel Messi y compañía otra vez; así mantuvo el encuentro igualado cuando el equipo más lo necesitó para llevarse un empate 1 a 1 que puede ser de oro para la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey.

Navas tuvo cuatro acciones para frenar a los culés; el costarricense primero se vio cara a cara con Malcom y al brasileño lo frenó, también le sacó un zurdazo a Luis Suárez, quien le remató colocado a su palo largo.

(Video): ¿La actuación de Keylor Navas ante el Barcelona le puede dar más minutos en el Real Madrid?

El Halcón tuvo dos ocasiones más en las que se empleó: una para frenar un lejano remate de Coutinho y en el gol, cuando frenó la primer acción de Jordi Alba.

Keylor demostró que el achique es uno de sus fuertes y los dos manos a mano que disputó los ganó.

En la anotación, conseguida por el brasileño Malcom, el mundialista de Brasil 2014 y Rusia 2018 no tuvo nada que hacer, el tiro llegó después de una acción que lo llevó de un lado a otro en el marco.

Keylor consiguió cinco salidas buenas ante balones disputados, también funcionó como desahogo cuando la defensiva se vio en problemas apretada por la presión contraria.

Navas generó que periodistas españoles lo llenaran de elogios y se volvieran a cuestionar: ¿por qué es suplente?

“Providencial en la primera mitad con un mano a mano que le sacó a Malcom y una gran estirada tras un disparo de Suárez. Demostró que sigue a muy buen nivel”, describió Diario AS.

Una victoria para el tico en el duelo individual es que pudo tener controlados a Lionel Messi y Luis Suárez, los dos delanteros del Barcelona que más daño le han hecho en clásicos españoles.

Con Messi no tuvo jugadas de mayor apremio, debido a que el argentino fue suplente e ingresó hasta el complemento. En el caso del charrúa, el tico logró detenerle un disparo y vio como le reventó una pelota en un palo.

El oriundo de Pérez Zeledón ahora disfruta junto con su escuadra de una ventaja nada despreciable: el gol de visitante.

El tanto que marcó Lucas Vázquez, con solo cinco minutos de partido, le da la oportunidad al Madrid de que si no recibe gol en el encuentro de vuelta, el 26 de febrero a las 2 p. m., el club clasificará sin necesidad de anotar.

Invicto. Por otra parte, una estadística más que favorece al costarricense es que logró salir invicto del estadio culé.

Navas tiene cinco visitas a la casa de Messi y el resto de compañeros, en ese reducto como merengue no sabe lo que es perder y acumula dos triunfos y tres igualdades.

El guardavallas evaluó el resultado como bueno, pese a que considera que el equipo hizo méritos para conseguir más.

“Al final el 1-1 nos sabe a poco. Un partido tan disputado que fue intenso. Hicimos un gol y esperemos que nos sirva en casa con la portería en cero”, declaró.

El arquero enfatizó que está agradecido por la oportunidad de ser estelar con el plantel y no escondió que espera un cotejo de vuelta muy duro.

“Estoy agradecido con Dios. Tengo que disfrutar y darlo todo por esta camiseta. Tiene que ser difícil (el partido de vuelta). Somos dos grandes equipos y vamos a intentar hacer las cosas mejor que ellos”, finalizó.

Keylor ahora, si Thibaut Courtois no sufre una lesión, se prepara para volver a tener acción a final de mes.