Fiorella Masís, AFP . 24 abril

Keylor Navas regresó este sábado a la competencia y el París Saint Germain consiguió una importante victoria de 3-1 sobre el Metz, poniendo presión a la cima de la Ligue 1 de Francia.

Keylor Navas rechaza un balón durante el partido este sábado, en el que el PSG derrotó 3-1 Metz. Foto: AFP
Keylor Navas rechaza un balón durante el partido este sábado, en el que el PSG derrotó 3-1 Metz. Foto: AFP

El conjunto parisino asumió el primer puesto, pero deberá esperar el desenlace de la jornada 34 para saber si se mantendrá ahí.

Fue un partido tranquilo para el costarricense, quien tuvo algunas intervenciones. El único tanto de su rival lo recibió en el 46′, cuando el Metz igualó.

Pero el PSG siempre tuvo el control y metió el acelerador para construir la victoria.

Navas volvió después de dos juegos ausente por una molestia en el hombro. Ahora el nacional está listo para enfrentar semanas definitorias para su equipo, entre ellos la serie semifinal frente al Manchester City por la Liga de Campeones.

Antes de llegar a ese ansiado compromiso, el conjunto del tico cumplió en el campeonato local.

El delantero francés Kylian Mbappé lideró ese triunfo con dos goles. Ni su edad ni la inminencia de la Champions, el campeón del mundo en 2018 no dudó en echarse el equipo a sus espaldas.

Apenas iniciado el partido, Mbappé controló un hermoso centro desde atrás del español Ander Herrera para enfilar en solitario hacia la portería, fusilando el arco del Metz con un derechazo en carrera desde dentro del área (4′).

La escuadra visitante siguió acercándose al área, aunque sin excesivo peligro, pareciendo que se conformaban con ir al descanso venciendo por la mínima.

El susto llegó tras la salida de vestuarios. El atacante Boulaya Farid Boulaya puso un centro desde el costado izquierdo que el carrilero Fabien Centonze mandó a las redes con un cabezazo en el segundo palo.

Los parisinos vieron el peligro y dejaron de especular. Tras un aviso en forma de buena oportunidad del argentino Leandro Paredes (56′), Mbappé recibió la bola en la frontal del área rival y tras acomodarse conectó un seco derechazo que entró a gol tras tocar en un defensa del Metz (59′).

A partir de ese momento, el conjunto entrenado por Mauricio Pochettino se adueñó del encuentro y no permitió ocasiones clarísimas para el Metz. En el minuto 87, el argentino Mauro Icardi fue derribado en el área rival y se encargó de convertir el penal (89′) para poner el definitivo 3-1 en el luminoso.

Con los dos de hoy, Mbappé acumula 25 goles -y 8 dobletes- en la presente Ligue 1. El campeón del mundo debió ser sustituido en los minutos finales del duelo tras un golpe en el muslo, pero Pochettino tranquilizó al final del partido.

“Ha recibido un golpe en el cuádriceps, pensamos que no es grave. Esperamos que no sea más que un dolor”, dijo el técnico argentino, que respondió que el golpe no tendría consecuencias para la ida de las semifinales de la Champions, el miércoles a la 1 p.m.

“Es una pena que no puedan jugar más de once jugadores”, declaró Pochettino posteriormente en el análisis del duelo. “Hay tantos jugadores que merecen jugar. Es injusto, hay jugadores de calidad que están en el banquillo (pero) es importante que todo el mundo esté ahí para mantener un nivel elevado de competencia”, añadió.

El PSG lidera ahora la tabla con 72 puntos, a la espera del Lyon-Lille del domingo.