Esteban Valverde.   19 marzo
Keylor Navas en un partido del PSG en la actual Champions League. Fotografía: AFP

Keylor Navas aprovechó la noche y madrugada en Francia, donde cumple su cuarentena como el resto de personas que residen en esa nación debido al nuevo coronavirus, para tener contacto directo con sus seguidores en la red social Instagram.

El arquero del París Saint Germain hizo una transmisión en vivo en la que recibió miles de saludos, también llamó a 18 personas, entre los que estuvieron un niño de 12 años dominicano y también David Escobar, integrante del grupo musical colombiano Piso 21.

El nacional pasó casi dos horas conectado; estuvo hablando sobre los efectos del covid-19, además, charló sobre diferentes temas. Pidió solicitudes de todo tipo, desde entregar saludos a Neymar, hasta cuestionamientos por la liga en la que juega. A las 3 a. m. (de Francia) continuaba conectado.

Cuando le preguntaron si estaba entrenando o cuál es su situación con el PSG, el futbolista aclaró que hace trabajo en casa.

“No sabemos nada, la cosa está complicada. Es mejor quedarse en casa, eso es lo que hay que hacer y lo que es bueno para todos. Que todo el mundo en Costa Rica sepa que deben ser conscientes. Nosotros en los países donde se ha propagado demasiado llevamos ocho días sin salir de casa, entonces esto es difícil. Uno necesita que esto pare lo antes posible, hay que ser conscientes y responsables”, afirmó.

También un seguidor le dijo: "Keylor, aunque el PSG no está en una muy buena liga, te admiro'. A lo que el guardameta respondió: “No es así, es una muy buena liga, usted en eso está un poco equivocado, pero muchas gracias”.

Con el integrante de Piso 21, el futbolista lo que hizo fue compartir sobre el estado de los cercanos de ambos.

“¿Cómo está la familia, mi hermano? ¿Pura vida? Aquí vamos todo bien... ¿Qué tal Mateíto?”, pronunció Escobar.

"Todo de lo más bien, estaba Dani de lo más feliz al igual que mi hermana en el último concierto", dijo Navas.

El futbolista del París añadió que hizo la transmisión para acompañar a su esposa, quien se encontraba trabajando en proyectos personales.

El cuidapalos también aprovechó para brindar consejos a jóvenes porteros que lo tienen como ejemplo, así sucedió con un paraguayo de 16 años.

También un portugués de 20 años que juega en Portugal.

“Trabajen duro, no vean las cosas imposibles, son difíciles, mas no imposibles. Siempre se puede estudiar y jugar fútbol, es cuestión de organizarse. El tiempo es un regalo de Dios y hay que aprovecharlo”, relató.

Otra llamada que generó interés fue la de un pequeño de 12 años dominicano que es portero. “Trabaje fuerte, ponga todo en manos de Dios y dele duro", le dijo el arquero. El dominicano solo mencionó: “Sígueme en Instagram”.

En parte del evento lo acompañó su hijo, Mateo, quien también aprovechó para promocionar su Instagram.

La última fase de la interacción la terminó con un concurso de chistes, en el que estuvo un tico, un ecuatoriano y un español. El que logró sacarle más risas fue el español. Las reglas únicamente eran que no fueran bromas rojas, por lo que tenía que ser humo blanco.

“Muchas gracias por sacarnos una sonrisa. Muchas gracias, de verdad, que esto hay que sacarlo entre todos, y es bueno estar tranquilos y contentos”, dijo el tico.

También Mateo Navas, uno de los pequeños de Keylor, contó el propio. “Había un perro que se llamaba confite y las hormigas se lo comieron”, finalizó entre risas.

“Esto lo hicimos para despejar la mente, porque sabemos que estar en cuarentena es difícil, pero bueno sabemos que es lo que queremos que es acabar con el virus y que para esto es necesario estar en casa”, finalizó.

La transmisión entró en su fase final con una retahíla de Max Barberena, reconocido retahilero nacional y una llamada del comediante Alex Costa. Además, entró una llamada de Christian Bolaños, figura del Saprissa y goleador del torneo nacional.

“Wooooi, vea quién entró, el goleador del torneo nacional”, gritó Navas.

Bolaños contó su chiste y luego entabló una conversación sobre las medidas a tomar por el nuevo coronavirus. “Todo el mundo en la casa, metidos”, terminó el morado.

Después de esto, el portero contó una anécdota del Mundial de Clubes de 2005 de Japón.

“Cuando fuimos con Saprissa a un Mundial de Clubes, nos habían dado una platica y necesitaba pagar una cosa de la familia, por lo que yo no la iba a gastar, entonces nos dieron libre un día para conocer y comprar cosas, pero yo preferí quedarme en el hotel. En eso llegó Bolaños y me pregunta qué compré y le digo: ‘nada, no salí’. Y le digo, ‘qué compró usted’ y me dice: ‘unas cosas para escuchar música’. Al final me dijo: ‘mándelo a comprar y yo hago un gol y nos ganamos ese premio’. Al otro día la bajó de pecho, hizo gol, clasificamos a la siguiente fase y nos ganamos el premio. Bola no se agrande, pero usted en ese momento fue uno de los que me apadrinó y sabe cómo es”, agregó.

Al live se conectaron en promedio 10.000 personas de diferentes partes del mundo.