Esteban Valverde. 13 agosto
Jorge Alarcón junto con trabajadores y seguidores de Jicaral. Fotografía: Facebook de Jicaral.
Jorge Alarcón junto con trabajadores y seguidores de Jicaral. Fotografía: Facebook de Jicaral.

Si alguien conoce al dedillo la clave del Saprissa histórico del 2005, el que fue al Mundial de Clubes de Japón y alcanzó el tercer lugar de la cita, es Jorge Alarcón. El dirigente mexicano que en aquel momento era el director deportivo morado y ahora es la cabeza que arma el rompecabezas de Jicaral.

Alarcón es claro que el ADN de ese Saprissa era especial y único, al punto que no se ha visto nuevamente en el balompié nacional; no obstante, advirtió que pronto regresará y no será con los colores morado y blanco, sino que será con la nueva institución que representa: Jicaral.

En la previa del cotejo entre ambas instituciones, el azteca no escondió su deseo de golpear en la que muchas veces fue su casa: la Cueva, pero además anunció que Jicaral comenzará una nueva era en el balompié tico.

“El que va a hacer eso es Jicaral, se van a acordar de nuestro equipo porque de verdad que va a pintar con letras de oro la historia. Lo haremos con una fórmula sencilla: trabajando. En una cancha se enfrentan 11 contra 11 y ahí la calidad es la que impera, nosotros la tenemos y de altísimo nivel. Nuestro cuerpo técnico es de primera categoría”, explicó.

Así, le anunció a los seguidores de la S que visiten el Ricardo Saprissa, pero para ver el espectáculo que le tiene preparado el cuadro adversario.

“Muy bien, el paso que llevamos es exitoso y esperamos seguir así. El próximo partido es importante para cualquier equipo, es muy importante y estamos listos. A la afición quiero verla en el estadio, le guardo un gran cariño y respeto, en aquel momento estaba comprometido con Saprissa, pero ahora estoy comprometido, comprometido y comprometido con Jicaral”, pronunció.

Alarcón profundizó que su deseo, en un mediano plazo, es conseguir promover el ADN ganador, ante esto ya le pidió a la Junta Directiva de Jicaral ponerse la meta de solo contratar futbolistas costarricenses.

"Lo va a tener Jicaral y ya en común acuerdo vamos a ir nacionalizando el equipo y lo llenaremos de puros ticos, ya verán", dijo.

Con respecto al enfrentamiento ante los tibaseños, el administrativo no quiso entrar en polémica y solo acató a decir que si los acompaña el triunfo sería un justo premio para el esfuerzo realizado.

“Yo como a las novias pasadas, la verdad ni me relaciono, ya pasaron... Ahora hay que estar con quien le da cariño a uno y serle fiel a esa novia que en este caso es Jicaral”, agregó.

Jorge Alarcón estuvo en el Saprissa durante seis temporadas y entre sus principales logros estuvo comandar la revolución deportiva de jugar solo con costarricenses, también darle la responsabilidad del primer plantel a Hernán Medford y conseguir el boleto al Mundial de Clubes de Japón 2005.

El dirigente tuvo otras aventuras por clubes como Puntarenas y Herediano, y ahora que llegó a comandar a Jicaral en su paso por la máxima categoría.