Esteban Valverde.   8 enero
Joel Campbell junto a sus compañeros del León en la pretemporada del equipo. Fotografía: Facebook del club León.

Joel Campbell está listo para el 2020. Previo a arrancar la temporada en México, el próximo sábado ante Querétaro. habló con La Nación y brindó sus sensaciones para el tercer torneo en el fútbol azteca.

Cambpell también dio sus impresiones al quedar fuera de la Selección Nacional en los últimos juegos del 2019, cuando la Tricolor enfrentó a Haití y Curazao.

Además hizo una revelación y es que quiere regresar a jugar al país en un futuro ‘no muy lejano’ y aprovechó para hacerle un guiño a Saprissa y Alajuelense.

¿Cuál es su análisis de los retos que enfrentará en el 2020?

Los afronto con ganas, ilusión, esperando en Dios mantener la regularidad en León y esperando que todo salga muy bien.

Se viene el último semestre del préstamo de Frosinone al León. ¿Cómo se encuentra físicamente y futbolísticamente?

Me siento bien, contento, con ganas de empezar. Es un año importante para el equipo y ojalá el sábado podamos ganar y podamos hacer las cosas bien. Acá estoy feliz, bien, es una ciudad bonita, hay una gran afición. El club ha sido bueno conmigo y debo devolverle eso en el campo.

¿A usted le gustaría volver a jugar en Costa Rica?

Sí claro, yo siempre he tenido esa espinita de jugar en Costa Rica porque no pude disfrutarlo antes, porque me fui muy joven, no jugué ni 10 partidos. No sé cuándo, pero en un futuro no muy lejano quiero regresar.

¿Vestido de saprissista?

Probablemente, pero al final el fútbol es extraño y nunca se sabe, no descarto a nadie. Yo soy saprissista, pero le tengo un gran aprecio a la Liga porque jugué ahí varios años y bueno, la lógica dice que mi prioridad es Saprissa, pero no estoy cerrado a otros equipos de Costa Rica.

¿De igual forma no es algo que esté valorando a un futuro muy cercano o si?

No lo sabemos, el fútbol da muchas vueltas, pero todo puede pasar en esta vida y no se sabe. A mí me quedan cinco meses y después vemos qué pasa.

Tiene la espinita del trofeo, ya jugó una final y clasificó en el otro torneo. ¿Cuánto añora ese título?

Sí, obviamente queremos quedar campeones, ese era un objetivo, lastimosamente no se dio. Vamos a luchar el torneo que viene otra vez y vamos a enfocarnos también en la Liga de Campeones de la Concacaf.

¿Le ilusiona el Mundial de Clubes, lo ve como una meta?

Es un torneo importante que queremos ganar para tener la posibilidad de participar en un Mundial de Clubes. Sé que será difícil, hay grandes equipos y nos tocó un rival muy fuerte, pero tenemos equipo y confiamos que las cosas saldrán muy bien.

¿Cuál es su meta personal para este año?

Quiero consolidarme en la parte anotadora, en los goles, en las asistencias. Quiero mejorar en esa parte y ser titular, ser un jugador importante para el equipo y dar lo mejor de mí, pero sé que los goles son importantes.

Usted siempre ha preferido asistir que anotar. ¿Ahora quiere ser más goleador?

Uno siempre debe mejorar y soy delantero y necesito los goles, yo me preocupo a veces por asistir y generar juego, pero necesito los goles y debo pensar más en mí y debo trabajarlo.

¿Cuál es su evaluación del cierre del 2019?

Fue un año bueno, gracias a Dios tuve mucha regularidad con el equipo y eso me ayudó mucho. Espero seguir por ese camino, fue un año de cosas buenas y no tan buenas, pero así es la vida, hay que seguir mejorando día con día.

Pero no estuvo en la Selección Nacional para los últimos partidos. ¿Cómo tomo eso?

Tranquilo, al final tengo que seguir trabajando. Estaba jugando acá en mi equipo, siempre jugué, siempre fui regular. Para mí es una alegría cuando me llaman a la Selección y cuando no, pues debo seguir trabajando para estar. Obviamente me hubiera gustado estar, pero hay que seguir trabajando y esperar en Dios que la oportunidad llegue otra vez.

¿Le extrañó no ser tomado en cuenta?

Obviamente sí porque normalmente iba convocado, pero es parte del fútbol. Yo siempre respeto todas las decisiones, pero no me queda más que seguir trabajando, seguir esforzándome y seguir luchando por una oportunidad"

¿Hay un sentimiento de revancha al buscar ese regreso a la Selección Nacional?

No veo como revancha ni nada, estoy tranquilo porque venía jugando, estuve en la mayoría de partidos acá y hago lo mío. Intento mejorar, intento ser determinante, pero al final hay cosas que no están en nuestras manos y hay que respetarlas; sigo trabajando fuerte para ser un seleccionado y hacer las cosas de la mejor manera.

Yo trabajo para estar, pero al final es el entrenador el que decide si debo o no estar en la Selección. Yo hago mi trabajo, intentaré dar lo mejor y estaré siempre a puntita de pie por si me toca o no.

Más historias: