Fanny Tayver Marín. Hace 5 días
Heyreel Saravia siempre quiso jugar en el extranjero y hoy es ficha del Real España de Honduras. Fotografía: Diario Diez
Heyreel Saravia siempre quiso jugar en el extranjero y hoy es ficha del Real España de Honduras. Fotografía: Diario Diez

San Pedro Sula, Honduras.- Heyreel Saravia está contento en Honduras. Él es uno de los extranjeros que dirige Hernán Medford en el Real España.

El defensor, que es ficha de Herediano, llegó a préstamo por un año al club aurinegro y ya lleva tres semanas en territorio catracho.

Inclusive, este miércoles fue titular en el partido que Liga Deportiva Alajuelense le ganó 2-1 al Real España, en el Estadio Francisco Morazán, en la apertura de la fase de grupos de la Copa Premier Centroamericana, una competencia que es transmitida en exclusiva por Tigo Sports.

“La verdad estoy muy ilusionado, creo que es algo que estaba esperando hace bastante tiempo. Le pedí mucho a Dios y creo que es el tiempo de él”, manifestó Saravia a La Nación.

Durante estos 23 días que tiene en Honduras, los más complicados para él fueron los primeros.

“No ha sido fácil, la primera semana me costó un poco adaptarme. Es muy caliente, claro que me ha costado adaptarme al clima, la primera semana la sufrí mucho”, mencionó.

La temperatura promedio en San Pedro Sula es de 33 grados, pero con la humedad se produce una sensación térmica que por momentos supera los 35 grados.

Un día suyo en San Pedro Sula se traduce en fútbol. “Básicamente es del entrenamiento a la casa y nada más, estamos en pretemporada y el desgaste es mucho, no hay tiempo de nada”.

Aparte de que su entrenador en el Real España es Hernán Medford, Mauricio Solís está como asistente.

“Beneficia en el sentido de que entiendo la idea de él, conozco la manera de trabajar del cuerpo técnico, pero nada más. Después de ahí, la competencia con mis compañeros siempre va a estar”, opinó Saravia.

El tico llegó a un fútbol en el que hay más contacto, si se compara con la liga tica y en el que además, se pitan menos faltas, pero eso no lo inquieta.

“Yo en lo personal no tengo problema con eso, soy defensa y creo que estoy acostumbrado al contacto. No veo nada diferente”, reseñó.

Al igual que ocurre en el fútbol nacional, a los extranjeros se les pide más y eso es algo que Saravia tiene claro, máxime que su nuevo club cuenta con muchos jóvenes en la nómina y eso aumenta la responsabilidad para los hombres de experiencia.