Fiorella Masís. 4 septiembre, 2020

Luego de que ayer se revelara que el portero costarricense Keylor Navas es uno de los jugadores del París Saint Germain con coronavirus, este viernes L’ Équipe agregó a sus informaciones que algunos de estos futbolistas tuvieron síntomas antes de viajar a Ibiza.

Esta fotografía de Keylor Navas con Neymar e Icardi fue colocada por el argentino en redes sociales el 27 de agosto. Fotografía: Instagram de Mauro Icardi
Esta fotografía de Keylor Navas con Neymar e Icardi fue colocada por el argentino en redes sociales el 27 de agosto. Fotografía: Instagram de Mauro Icardi

L’ Équipe fue el medio francés que dio a conocer los tres nuevos casos: Navas, Marquinhos y Mauro Icardi, quienes se unen a Ángel Di María, Leandro Paredes, Neymar. Todos ellos compartieron en algún momento durante sus vacaciones.

El diario no detalla cuáles jugadores mostraron indicios de haber contraído el virus antes de viajar a la isla ubicada en España en el mar Mediterráneo.

Navas viajó a Ibiza el miércoles 26 de agosto junto a sus cinco compañeros, pese a que el club habría dicho a la plantilla no irse muy lejos de París, pues la temporada iniciaría pronto. Además de respetar la normativa sanitaria.

“No hubo instrucciones para no hacer esto o aquello. Más bien, les dimos el mensaje general de no ser tontos“, indicó el consejero de un jugador del PSG al diario.

En los medios franceses también se plantea la hipótesis de que el virus podría haber sido transmitido por Edinson Cavani, Sergio Rico (ahora exjugadores del club) o sus allegados, quienes también compartieron con algunos de los jugadores infectados.

La Nación también conoció que aunque hasta ahora no se había hecho público, el arquero costarricense ya cursa su segunda semana con el virus y de hecho está en la etapa final del desarrollo del mismo. Muchos de los síntomas ya pasaron.

En el PSG la noticia no cayó bien, sobre todo por las constantes fotografías posteadas por los jugadores sin ninguna de las medidas que se piden con el nuevo coronavirus.

“Los contagios provocaron el enfado del PSG y de Thomas Tuchel (el entrenador), que era renuente a que la plantilla tomara días libres después de perder la final de la Champions”, indicó el jueves L’Equipe.

El PSG tenía previsto empezar la Ligue 1 el pasado 29 de agosto, pero debido a la final de Champions se aplazó para el próximo jueves 10 de setiembre. Al final esos días de vacaciones desencadenaron en varios contagios y eso era lo que quería evitar Tuchel.

Por ahora el juego ante Lens se mantiene para esa fecha y según el protocolo sanitario de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) francesa actualmente en vigor, los jugadores que dieron positivo deben permanecer en cuarentena durante 14 días.

La única noticia que ha surgido alrededor de ese partido es que el estadio Bollaert-Delelis, casa del Racing Club de Lens, permitirá el acceso de 5.000 aficionados, menos de los que desean los locales.

El Racing pretendía que se le concediera una excepción al límite permitido y aumentar hasta 16.000 personas, pero la petición fue rechazada.

La prohibición de reunión de más de 5.000 personas debido a la pandemia de covid-19, inicialmente prevista hasta el 31 de agosto, fue prolongada hasta el 30 de octubre.