Por: Esteban Valverde.   20 enero

Verny Scott se entregó al máximo, corrió e hizo los ejercicios de acondicionamiento físico a conciencia; sin embargo, cuando le tocó enfrentar su primer colectivo en una práctica con el Siquinalá de Guatemala, tuvo una horrible sensación de ahogo.

Scott intentaba correr, picar, pero sentía que el aire le faltaba; le pasó factura el calor de la zona que se convirtió en su nueva casa.

Verny Scott en el centro del poblado de Siquinalá, en Guatemala. El tico lucha con el calor en tierras chapinas. Fotografía: Cortesía
Verny Scott en el centro del poblado de Siquinalá, en Guatemala. El tico lucha con el calor en tierras chapinas. Fotografía: Cortesía

La temperatura mínima, en promedio, en esta región del país chapín, es de 26 grados celsius, mientras que la más alta puede llegar hasta los 35.

El aguerrido volante no esconde que la adaptación ha sido difícil, ya que además de las condiciones naturales, allá acostumbran regar el campo de juego, por lo que la sensación térmica aumenta con el vapor.

La decisión de producir más calor es la de ahogar al rival; por eso, el plantel Municipal Siquinalá entrena bajo esas condiciones, para ellos no verse sorprendidos.

“Yo voy adaptándome poco a poco, la primera vez que entrené hice un colectivo y sí me sentí un poco ahogado, pero conforme pasaron los días me estoy adaptando. En el partido aguanté 80 minutos sin sentirme tan cansado. Ahora, hay que ser claros en que el calor es a toda hora, porque en las noches yo duermo como con cinco ventiladores”, contó.

Pero, sin duda, el punto que más ha trastornado el día a día del volante derecho es el desorden vial.

Verny prefiere evitar riesgos y así tiene como su medio de transporte sus pies. Pese a que él sabe manejar auto y moto, Scott prefiere no jugársela.

“En cuando al transporte yo prefiero andar a pie, porque aquí la cosa es difícil. Aquí es complicado el tema de transitar, porque no se respeta tanto como allá, los choferes que manejan los autobuses son complicados porque se saltan semáforos. Tras de eso, aquí todo el mundo anda en moto y se vuelve muy peligroso. Falta más ley de tránsito por estos rumbos”, añadió.

Verny Scott suma su cuarta experiencia en Guatemala, también jugó en Comunicaciones, Suchitepéquez y Heredia. Fotografía: Cortesía
Verny Scott suma su cuarta experiencia en Guatemala, también jugó en Comunicaciones, Suchitepéquez y Heredia. Fotografía: Cortesía

Scott decidió volver al fútbol guatemalteco, por el fuerte interés que tuvo Siquinalá por él, luego de aventuras en el Comunicaciones, Suchitepéquez y un club que ya desapareció que se llamaba Heredia

El nuevo club del costarricense es un cuadro humilde; de hecho es administrado por la municipalidad. Una situación llamativa fue que quien firmó el contrato del exjugador de Herediano y Belén, entre otros, fue el propio alcalde del departamento (como se le llama a un municipio en Guatemala).

“Siquinalá es un pueblo colonial, no está muy desarrollado, pero es muy tranquilo, la gente es muy amable. Cuando vine me dijeron que necesitaban un futbolista de mi perfil; me reuní con el entrenador, también con el alcalde y arreglamos la parte económica”, explicó.

Aunque no está en un cuadro de los grandes, ellos le dan muchas facilidades a sus jugadores; por ejemplo, hay un comedor para que almuercen y cenen.

En la adaptación extra fútbol, el volante ha tenido que acostumbrarse a la comida.

“Se come muy parecido (en referencia a la comida de Costa Rica), lo único es que ellos comen muchos frijoles con natilla, no comen tanto arroz. Por ese lado sí me ha afectado un poco porque no estoy tan acostumbrado a este tipo de comidas y uno sí extraña el arroz”, reveló.

Para distraerse, el jugador debe viajar cerca de media hora si quiere ir a un centro comercial, mientras que Ciudad de Guatemala está a hora y media en carro.

“Aquí es como estar en Liberia. Es un pueblo que produce muchísima caña de azúcar y todo se relaciona con eso”, describió.

Verny Scott en el primer juego de Siquinalá frente a Guatastoya. Fotografía: Cortesía
Verny Scott en el primer juego de Siquinalá frente a Guatastoya. Fotografía: Cortesía

Sobre lo deportivo. Para el costarricense, la parte deportiva es buena; ya que ve un crecimiento en el nivel del fútbol de allá.

Verny es claro en que es un balompié muy físico, donde la velocidad y habilidad marcan diferencia.

“Ahorita es que realmente el fútbol de Guatemala es más de choque, más lento, pero igual con mucha calidad. Estos años han evolucionado porque traen muchos extranjeros. El fútbol ha crecido bastante, es más dinámico, los entrenadores ticos y argentinos le han metido esa necesidad, que sea dinámico. Se parece un poco más al nuestro”, concluyó.

Scott actuó en un partido en el que su plantel le ganó 1 a 0 a Guatastoya y el próximo reto es el domingo contra el actual campeón, Antigua.