Esteban Valverde. 4 diciembre, 2020
Keylor Navas ataja una pelota en un entrenamiento del PSG. Fotografía: AFP
Keylor Navas ataja una pelota en un entrenamiento del PSG. Fotografía: AFP

Keylor Navas, su esposa Andrea Salas y la fundación que tienen ambos llamada Tiempos de Esperanza cerrará el 2020 con 5000 diarios entregados a diferentes familias vulnerables del país.

Desde principio de año la organización se centró en brindar una mano al pueblo tico afectado por la pandemia con la entrega de alimentación y certificados de compra en supermercados.

Ahora con la llegada de la época navideña la fundación dio a conocer la campaña que realizará para finalizar el proceso de trabajo 2020.

Además de esta iniciativa, la organización se alió con dos empresas privadas para reforzar su aporte no solo con alimentación, sino también con juguetes para niños de poblaciones vulnerables.

Mónica Espinoza, directora de la Fundación Tiempos de Esperanza, explicó las sensaciones de conseguir el apoyo de la empresa privada.

“La alianza que hemos realizado con ambas empresas es una oportunidad para mostrar nuestro amor hacia el prójimo, a familias que hoy no tienen alimento en sus mesas o niños que no tienen la posibilidad de recibir un obsequio en esta navidad. Invitamos a más personas o empresas a sumarse para así bendecir a más familias”, relató.

La idea de Tiempos de Esperanza y las empresas Grupo Q y BikeStation es conseguir colocar 250 diarios y 200 juguetes durante el mes de diciembre.

“La Fundación Tiempos de Esperanza donará durante el mes de diciembre, alimentos por medio de las “Canastas Esperanza” en la zona de Los Chiles y Cariari de Guápiles. Con esta donación se pretende haber entregado 5.000 diarios durante el 2020″, se lee en un comunicado de prensa.

Tiempos de Esperanza inició desde el mes de abril su campaña ‘Canastas de Esperanza’ con las que la organización buscó la forma de darle un respiro a las familias que vivieron problemas económicos por el desempleo, el recorte de jornadas y la suspensión de contratos ante la crisis que provocó la llegada del nuevo coronavirus al país.

“La mayoría son familias que el gobierno probablemente no los tiene en radar, son familias de personas que viven el día a día; es decir vendedores, taxistas, gente que vive en condiciones de pobreza. Son de zonas como Los Guidos, Los Cuadros, algunos de Limón, Los Diques de Cartago y Barranca de Puntarenas”, aseguró Espinoza en aquella ocasión.

El apoyo del arquero, su familia y cercanos fue más allá de Costa Rica y también colaboraron durante este año con personas de Valencia, España y del país africano Guinea Bissau.

Tiempos de Esperanza en Costa Rica comenzó su funcionamiento formal en diciembre pasado; sin embargo, ya venía realizando algunos proyectos desde antes en pueblos como Tejarcillos de Alajuelita y Los Guidos de Desamparados.Esta institución tiene a la niñez como su principal población de ayuda, pero en este caso y por la emergencia suscitada buscaron llegar a familias de todo el país al punto que las ‘Canastas de Esperanza’ ya llegaron a Guanacaste, la Zona Norte, entre otros lugares.

En diciembre pasado, cuando Navas anunció la formalización de la fundación, el portero no escondió su deseo por ayudar al prójimo, también el acto es recordado por lo conmovido que estuvo el meta.

“Esto es algo bonito y uno debe aprovechar todo. Ser futbolista no es solo el partido, eso conlleva muchas cosas y uno aprende mucho también, toda esa experiencia la ponemos a disposición de los niños para que puedan tener esa esperanza y cumplir sueños”, profundizó hace 12 meses.