Legionarios

El tridente Keylor Navas, Lionel Messi y Mbappé hace al PSG pasar de una pesadilla a una noche mágica

Keylor Navas fue clave con cuatro paradas determinantes, Lionel Messi hizo dos goles y Mbappé fue el mejor jugador del París Saint Germain en la remontada 3 a 2 sobre el Leipzig de Alemania

Keylor Navas fue clave para que el París Saint Germain sorteara una de las pruebas más duras que ha tenido hasta el momento en la Liga de Campeones de Europa. El costarricense fue el complemento de Mbappé y Lionel Messi para formar un tridente se encargó de remontar un duelo que el París tenía perdido.

El PSG no se encontró defensivamente en todo el encuentro al punto que el nacional tuvo intervenciones salvadoras desde el primer minuto hasta el final, de hecho aunque el París fue el primer cuadro en abrir el marcador; las mejores opciones en los primeros 10 minutos fueron del Leipzig.

Keylor con solo tres minutos tuvo un mano a mano que ganó, seguidamente le dispararon a escasos cinco metros de cabeza y su reacción fue salvadora para luego cortar un centro con una maniobra felina. Precisamente ese rechace fue la primer jugada previa a la pelota que metió a Kimpembé a las espaldas para que Mbappé marcara el 1 a 0.

No obstante, esa diana despertó más el ímpetu ofensivo rival. Keylor recibió dos goles, es cierto, pero evitó un par más y cuando su equipo iba 2 a 1 abajo en el marcador e hizo una parada determinante que nuevamente sirvió de impulso para que los ofensivos marcaran.

Aunque parezca increíble, el París se vio mucho mejor cuando no tuvo el balón, cuando cedió la esférica y sorprendió de contragolpe. Así llegaron sus tres goles.

Lionel Messi todavía no se acostumbra a estar en un equipo que prefiere el fútbol dinámico y de vértigo, ya que toda su vida jugó a tener la pelota y administrar la posesión en el Barcelona, empero cuando entra en el último cuarto de cancha está encontrando espacios y así tiene sencillo lo que mejor saber hacer: anotar.

Contra los teutones el argentino no dejó marcas, tampoco hizo alguna acción que levantara a sus aficionados de las butacas, pero sí hizo los dos goles que a la postre significaron el 3 a 2 definitivo.

Por su parte, Mbappé tiene muy claro su juego y él en un equipo plagado de estrellas es el mejor hombre en cancha. El francés con su velocidad es imparable, de esta forma marcó un gol, puso una asistencia y encontró un espacio para generar un penal.

Las cuatro intervenciones de Keylor para impedir el empate del Leipzig y que aumentara su ventaja cuando estuvieron arriba, los dos goles de Messi y el partidazo de Kyllian fueron las claves de un PSG que dependió de sus individualidades para triunfar, pero al final lo consiguió.

“Gracias a Dios nos llevamos tres puntos importantísimos. ¡Enorme trabajo de todos, con personalidad y carácter! Gracias a la afición por el apoyo”, sentenció Navas en sus redes sociales.

El entrenador, Mauricio Pochettino, afirmó que se queda con la ambición y el carácter del equipo al no dar el partido por entregado pese a las condiciones que se dieron en el campo.

“Ha sido un partido complicado, pero tenemos la satisfacción de haber demostrado carácter para volver del 2 a 1. Hay que corregir las cosas, porque perdimos demasiados balones en la primera parte por presión del Leipzig, nuestros centrocampistas cayeron demasiado y tuvimos problemas para conectar con nuestros atacantes. En tiempos difíciles encajamos dos goles en el contraataque donde teníamos la superioridad numérica, eso hay que mejorarlo en la faceta defensiva”, agregó.

Ahora el París se centra en otra prueba de fuego. El próximo fin de semana tendrá un juego complejo ante el Marsella, en el clásico francés. Ahora comienza nuevamente la competencia de cero y Keylor luchará con Donnarumma por la titularidad en otro encuentro más.

Esteban Valverde

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.