Esteban Valverde. 3 febrero
Los jugadores del PSG le rindieron un homenaje a Kobe Bryant, el sábado, previo al juego ante Montpellier. Fotografía: AFP
Los jugadores del PSG le rindieron un homenaje a Kobe Bryant, el sábado, previo al juego ante Montpellier. Fotografía: AFP

El París Saint Germain de Keylor Navas jugará este martes a las 2:05 p. m. frente al Nantes en la Liga Uno de Francia. Aunque en el papel este se ve como un partido de trámite para los parisinos, fuera del campo agarró un tinte diferente por una fiesta realizada el domingo anterior.

La figura del PSG, Neymar, celebró su cumpleaños 28 en una exclusiva actividad organizada en París, en la que estaban invitados sus compañeros de equipo. El evento trascendió tanto que medios de comunicación tomaron fotografías de los invitados.

Ante esto, el técnico, Thomas Tuchel, tuvo una reflexión.

"El aniversario de ‘Ney’ es el tipo de cosas que da la imagen de que no somos serios. Da la imagen de que no somos profesionales. Es una distracción, está claro", aseguró el DT.

El alemán fue más allá y aceptó que no podía poner excusas ante la actitud de algunos de sus jugadores de asistir a la actividad, aunque también dejó en claro que no se darán castigos por su asistencia.

El PSG anunció no impidió la realización de la celebración, empero, sí le informó a sus jugadores que no era adecuado estar hasta alta horas, porque se tiene un juego importante 48 horas después (el cotejo con Nantes).

Según el diario galo, Le Equipe, entre los asistentes estuvieron: Cavani, Thiago Silva, Leandro Paredes, Ángel di Marí, Mauro Icardi y Marco Verratti.

"Protejo siempre a mis jugadores, me encanta este grupo. Con esta fiesta, acepto que es un poco difícil protegerlos, pero el contexto no se limita a blanco o negro. No es la mejor manera de preparar un partido, pero tampoco es la peor cosa", pronunció Tuchel.

"Es una pena, da cosas para hablar mal de nosotros. Debemos adaptarnos, pero no dejaré a un jugador en el banquillo porque haya ido a una fiesta", acotó.

El teutón descartó estar enfrentado con Neymar por esto y además adelantó que en muchas ocasiones tienen opiniones distintas.

Tampoco tiene problema con Mbappé, extremo francés que en el último partido contra el Montpellier terminó molesto por ser sustituido.

“No es una crisis. No estoy enojado con nadie. Son dos jugadores superiores y los necesito. Son dos jugadores decisivos. Los necesitamos en un equipo fuerte y no en un equipo dividido. Es fútbol y estoy convencido de que debemos razonar como equipo, juntos. Después, es normal que a veces no siempre tengamos la misma opinión. No fui a esta fiesta porque esa fue mi elección. No es una elección personal contra Ney sino mi elección como entrenador del PSG”, finalizó.

De hecho Neymar no fue convocado para el partido de este martes, pero según informó la prensa francesa se debe a una dolencia muscular.

El descanso es sumamente trascendental en el París, porque entrará en una seguidilla de partidos a mitad de semana y los fines de semana, incluyendo la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa.

En marzo el PSG tendrá ocho compromisos, entre competiciones locales y la internacional, por lo que jugará en promedio cada tres días y medio, de ahí la importancia de un correcto descanso entre duelos.

Una ventaja del plantel es su amplia cantidad de puntos sobre su más cercano seguidor en la liga. El París tiene 55 unidades, mientras el Marsella apenas acumula 43; ante esto Tuchel puede oxigenar su plantel titular si así lo desea.

Navas jugó el sábado ante Montpellier y repetiría este martes en el cotejo contra Nantes.

Más historias: