Tica condujo la ofensiva de las parisinas, tuvo una ocasión inmejorable en su pierna derecha y dejó de cara al gol a una compañera, pero ninguna de las dos pudo concretar

Por: Cristian Brenes 1 junio, 2017
La jugadora del Lyon Camille Abily (blanco) marca de cerca a la costarricense Shirley Cruz en la final de la Champions League femenina.
La jugadora del Lyon Camille Abily (blanco) marca de cerca a la costarricense Shirley Cruz en la final de la Champions League femenina.

Shirley Cruz no lleva el número 10 en el París Saint Germain, y tampoco es la centro delantera de su club. Sin embargo, en la final de la Champions League femenina tuvo que cargar con todo el peso ofensivo de su equipo y generó las únicas dos opciones claras de las parisinas.

Pese a ser utilizada como una volante por el costado, en un planteamiento en el que primó anular al Lyon, la tica cumplió su rol al contar con una alternativa clarísima en el minuto 33 y luego dejar de cara al gol a Marie Laure Delie, en el 62'. Sin embargo, ninguna de las pudo enviar el balón al fondo de las redes.

El juego –que terminó con un 0 a 0 en los 120 minutos y se definió en penales 7 a 6 a favor de las leonas– pudo culminar con un desenlace muy distinto si la nacional hubiera concretado luego de quitarse a una oponente y rematar de derecha con el marco abierto, o si Delie acertaba en su disparo, tras el servicio milimétrico de Shirley, quien la dejó de cara al gol.

La costarricense tuvo una labor destacada y de mucho sacrificio, al presionar, cubrir espacios y también tener que crear en ataque, lo que le terminó pasando factura a una jugadora que llegó al juego arrastrando una dolencia, la cual la obligó a salir del terreno, en el 79'. En el tiempo que estuvo en cancha recuperó cinco balones, perdió tres, dio 20 pases buenos, cuatro malos y un remate directo.

"El Lyon es un equipo muy bueno, por eso nosotras intentamos jugar con todo lo que teníamos. El rival tuvo mucho la bola y nos desgastó, porque nosotras íbamos atrás de la pelota. Yo tuve una ocasión, tengo que ver la repetición para mejorar. Además, otra compañera también pudo concretar, pero se nos negó", señaló Cruz.

La capitana no pudo culminar el compromiso al resentirse por una tendinitis que la afecta desde hace tres semanas y que la limita en lo físico, aunque en el PSG decidieron arriesgarla al máximo, hasta que no dio más.

Las dolencias hicieron que la costarricense tuviera que ver desde el banquillo la tanda de penales, tal y como le ocurrió en la Champions del 2009-2010, cuando salió del campo en el 105 ante el Turbine Potsdam de Alemania. Ambos duelos los perdió.

Shirley sumó su tercer revés en el certamen continental y, pese a que levantó el cetro en dos ocasiones, desde el 2012 no puede colgarse la medalla de oro que la acredita como ganadora del torneo de clubes más importante del mundo.

Si bien es cierto la tica dijo estar satisfecha y recalcó su labor luego de diez años en Europa, no escondió que es muy doloroso perder en penales y más aún cuando contaron con alternativas tan claras para concretar.

Sin embargo, Cruz no baja los brazos y espera que el PSG tenga la reestructuración necesaria para volver e intentar conquistar el Viejo Continente.

Números de Shirley Cruz en el juego:

Remates directos: 1

Remates desviados: 0

Pases buenos: 20

Pases malos: 4

Balones recuperados: 5

Balones perdidos: 3

Faltas cometidas: 2

Faltas recibidas: 3

Minutos jugados: 79

Despejes: 2