Esteban Valverde. 28 abril
Los defensores del PSG observan como la pelota ingresó, Keylor Navas en el césped busca explicaciones de la anotación recibida. Fotografía: AFP
Los defensores del PSG observan como la pelota ingresó, Keylor Navas en el césped busca explicaciones de la anotación recibida. Fotografía: AFP

Keylor Navas llevaba una Champions perfecta. Un torneo continental de grandes actuaciones, de paradones y buenas actuaciones; no obstante, en la ida de las semifinales ante el Manchester City, el costarricense vio como los dos remates más ‘sin gracia’ que ha recibido se colaron en su marco.

El París Saint Germain perdió 2 a 1 con el Manchester City, en un enfrentamiento en el que Keylor realizó un paradón a quemarropa, pero tuvo que ir a sacar dos balones del fondo de su marco en las acciones que él mismo menos lo esperaba.

Luego de hacer 10 paradas determinantes en el cotejo entre PSG y Bayern Múnich, en la ida de los cuartos de final, además de pararle un penal a Messi y ser la figura parisina en la vuelta de los octavos contra el Barcelona con ocho paradas buenas, el tico ahora tuvo que tragar grueso al sumar una derrota.

En los tantos no se le puede achacar toda la culpa al nacional, no obstante, sí queda la sensación de que Keylor pudo hacer más, empero también es justo decir que la defensiva en ambas ocasiones no lo respaldó.

El PSG hacía un encuentro correcto contra el Manchester City; los galos dominaban, tenían la posesión del balón, atacaban poco, pero cuando lo hacían llevaban peligro e iban ganando la serie; en el segundo tiempo una jugada sin trascendencia de Kevin de Bruyne fue la tormenta para los franceses.

El volante belga sacó un centro desde la banda izquierda, el balón no fue desviado por ningún defensor, ni atacante y al final se introdujo en la portería del costarricense. El futbolista nacional volvió a ver a sus defensores sin explicaciones de lo que había sucedido, mientras sus zagueros también lo observaban.

Minutos después, Keylor volvió a toparse de frente con una acción en la que su zaga falló. El París cedió un tiro libre en la ‘bomba’ del área. Mahrez apuntó con su pierna izquierda, el balón pasó en medio de la barrera que saltó y dejó sin reacción al Halcón. De una vez, el oriundo de Pérez Zeledón reclamó con toda la fuerza.

El París perdió su ventaja, también el partido y tiene la serie cuesta arriba para acceder a la final. El duelo terminó 2 a 1 a favor del City.

En Francia la actuación de Keylor no pasó desapercibida, al punto que Le Parisien fue crítico con la primera anotación del adversario.

“El costarricense ya había sido durante la temporada el salvador. Él se cayó como todos los demás en el segundo tiempo. El gol concedido por un centro de De Bruyne, que lo dejó inconsciente, es en gran parte su responsabilidad. En el tiro libre fue abandonado por su barrera”, describieron.

Ahora, por una mala noche el París tendrá la difícil tarea de salir a proponer e impedir que le anoten el próximo martes a la 1 p. m. Para ese duelo los galos necesitan su mejor versión: la del Keylor figura y sus ofensivos con mucha eficacia ante el marco rival.

“Mantenemos nuestra confianza para revertir la situación. Nuestro enfoque del juego fue bueno, dominamos en la primera parte y eso demuestra que podemos hacerlo. Repito, tenemos que creerlo. Podemos remontar en Manchester, aunque sea un muy buen equipo”, explicó Mauricio Pochettino, DT del PSG.

“Jugamos bien en la primera parte, fuimos mucho mejores que ellos. Pero hay algunas acciones que nos perdimos, en particular la de Kylian Mbappé y Marco Verratti. Esta acción perdida cambia nuestro análisis del juego. Nos dolió el gol 1-1, luego el 2-1. La sensación no es buena porque perdemos este encuentro”, finalizó.