El costarricense y sus compañeros tan solo tenían que puntuar en el Estadio Municipal de Riazor para asegurar su permanencia, algo que no lograron

Por: Fanny Tayver Marín 7 mayo, 2017
El volante costarricense Celso Borges disputa la pelota ante el arquero Guillermo Ochoa.
El volante costarricense Celso Borges disputa la pelota ante el arquero Guillermo Ochoa.

Con Celso Borges en la cancha, el Deportivo La Coruña sufrió una dura derrota en casa este domingo, por 1-2 contra el Espanyol.

El costarricense y sus compañeros tan solo tenían que puntuar en el Estadio Municipal de Riazor para asegurar su permanencia en la Liga Santander de España.

Al perder, el Dépor aún no se salva de la amenaza del descenso.

Los visitantes fueron los primeros en hacerse presentes en las redes.

El Espanyol le puso cifras al marcador en el 14' con el brasileño Leo Baptistao y en el 29' Gerard Moreno.

El descuento del Deportivo La Coruña cayó en el 47' con un gol del rumano Florin Andone, tras un centro del holandés Ola John.

Mientras que para el Espanyol se trataba de un partido netamente de trámite, el Dépor necesitaba otro gol, que a la postre no cayó.

Con esta derrota, el Deportivo La Coruña se queda con 32 puntos en la casilla 16 y tiene un colchón de cinco unidades sobre el Sporting de Gijón que está en el puesto 18, en zona de descenso, a falta de seis puntos por jugarse.