Daniel Jiménez. 13 junio

El lateral costarricense Cristian Gamboa vive un buen momento con el VfL Bochum de la Segunda División de Alemania. Desde que volvió esa liga (el 16 de mayo), el club del nacional se consolida como el mejor y de paso le permite observar el descenso muy de largo, situación que era distinta antes del parón.

Gamboa y compañía derrotaton 2-0 al Osnabrück con un autogol de Gugganig al minuto 22 y un tanto de Wintzheimer al 68′.

Esta victoria le permite al Bochum llegar a 42 puntos y con eso tener 14 unidades tras la reanudación del fútbol en Alemania.

El tico tiene un balance de cuatro triunfos y dos empates, a falta de tres partidos para finalizar la temporada.

De los tres equipos que ocupan los puestos de zona de descenso, solo el Karlsruhe, que es penúltimo posición puede alcanzarlo, pero jugará este domingo ante el Stuttgart, de empatar o perder matemáticamente ya no lo podrá alcanzar en la tabla.

En caso de que el Karlsruhe triunfe, podría tan solo alcanzar en puntos al conjunto del carrilero. Para que eso se dé, Gamboa debe perder todos los encuentros y el otro club ganarlos todos, además ver cómo quedan en el gol diferencia.

La reactivación de la Liga le vino de perlas al Bochum, pues antes de eso se ubicaba a solo tres unidades del puesto de promoción para luchar por la permanencia. Ahora es sexto en la clasificación general.

A falta de tres jornadas, el mundialista de Brasil 2014 y Rusia 2018 contabiliza 23 partidos (1.901 minutos); es decir: alcanzó la regularidad que tanto deseaba y que no obtuvo en el Celtic de Escocia, su anterior destino.

En el juego de este sábado, Cristian fue titular y jugó 86 minutos, pues salió de cambio por Celozzi en el epílogo del compromiso.

Al Bochum le restan tres encuentros por disputar y serán frente al Erzgebirge Aue, Greuther Fürth y Hannover 96.

Pese a su buen momento, el club ya no tiene chance para ascender, pero sí cambió drásticamente su presente en el balompié alemán.