Esteban Valverde. 14 junio
Óscar Duarte y Keylor Nava se conservan en España desde 2014. Fotografía: AFP
Óscar Duarte y Keylor Nava se conservan en España desde 2014. Fotografía: AFP

Costa Rica celebró en la última década tener futbolistas en ligas importantes. Por ejemplo, Keylor Navas llegó al Real Madrid en 2014, Joel Campbell arribó al Real Betis en 2012, luego en 2016, Óscar Duarte consiguió estar en el Espanyol de Barcelona y Giancarlo González tuvo una larga estancia en la Serie A de Italia, sin embargo después de Rusia 2018 la tendencia ha sido que los legionarios nacionales apuesten por ligas trampolín.

Así por ejemplo, los nuevos talentos ahora están en zonas en las que pueden dar el salto a una liga más grande, pero todavía no han dado el paso definitivo en su carrera.

Los futbolistas Bryan Rojas, Wílmer Azofeifa y Pablo Arboine se encuentran en el fútbol de Noruega, mientras que Alexis Gamboa intenta marcar sus primeros pasos en Bélgica. Andy Reyes, por su parte, se encuentra en Austria, Mayron George en Dinamarca y David Ramírez en Chipre.

Uno de los jugadores de más proyección como Ian Smith eligió el Norrköping sueco como su puerta para entrar a Europa.

En la actualidad Costa Rica tiene diez futbolistas en ligas llamadas 'trampolín', mientras que solo hay dos en torneos de primera categoría, esto en el Viejo Continente.

Ante este pequeño recuento quedó claro que la presencia en Liga Premier, España o Serie A quedó de lado, por el momento, a la espera del verdadero brinco.

Pero, la tendencia que demuestra en la actualidad la legión es la que ha reflejado normalmente. Así si se recuerda, previo a Brasil 2014, Óscar Duarte estaba en el Brujas de Bélgica, Giancarlo González en el Columbus Crew de la MLS, Cristian Gamboa en el Rosenborg noruego, Joel Campbell en el Olympiacos griego, entre otros.

Adolfo Hernández, agente de jugadores, dijo que el proceso es normal y la expectativa de colocar directamente en equipos de primer mundo no es real para el mercado nacional.

"Históricamente el jugador costarricense y centroamericano ha sido pocas las veces que ha exportado directamente a las cuatro ligas grandes de Europa (Inglaterra, España, Italia y Francia). En realidad el recorrer normal de un jugador nuestro para llegar a una liga top es ir a las de segunda categoría como Dinamarca, Bélgica, Israel y de ahí empezar a crecer", profundizó.

Un ejemplo claro de cómo se hace carrera un costarricense es la vida profesional que tuvo el actual capitán de la Selección, Bryan Ruiz.

"Se busca un buen primer contacto en la que se termina de formar como Bélgica, Noruega. Un ejemplo claro es el de Bryan Ruiz quien fue a Bélgica, Holanda e Inglaterra", agregó Hernández.

La última vez que Costa Rica consiguió colocar directamente en un mercado de alta categoría fue la venta del Saprissa al Lille de Francia de John Jairo Ruiz, en 2012.

Una situación que benefició para ver a coterráneos en los escenarios deportivos más importantes fue la gesta de Brasil 2014, en la que la Sele llegó a cuartos de final. En ese momento futbolistas que se encontraban en el escalón B llegaron al A. Keylor Navas pasó al Madrid, Pipo González al Palermo italiano, Duarte al Espanyol, Joel al Arsenal inglés, Gamboa al West Bromwich, como principales movimientos.

La legión volvió a sus bases para revalorizarse, ahora apuesta por el trampolín para volver a ponerse en la primera órbita internacional.