Esteban Valverde.   23 agosto

¿Es un sueño volver a ver a Bryan Ruiz jugar en el Estadio Ricardo Saprissa, el Morera Soto o el Rosabal Cordero? Pese a que el capitán de la Selección Nacional no lo descarta, sí es sincero que no está en sus planes.

Bryan Ruiz ya suma un mes en Brasil, poco a poco va ganando minutos en el mítico Santos y en entrevista con La Nación, el mundialista de Brasil 2014 y Rusia 2018 confesó sus sensaciones, retos a afrontar con el cuadro de Pelé y su percepción de cómo vivir la fase madura de su carrera.

La Comadreja también reveló el problema físico que lo complicó previo a Rusia 2018 y que lo ha hecho trabajar más duro para estar a tono ahora con el Santos.

Ver más!

—¿Qué piensa del fútbol brasileño, luego de 10 años en Europa?

Llevo poco tiempo, pero vamos a ver en el mes que tengo, que ya pude estar en algunos partidos, puedo decir que es un fútbol que tiene mucho jugador técnico. Nosotros tenemos futbolistas que marcan diferencia con el individualismo. Siento que es un fútbol más aguerrido, que al final en el medio campo se disputa muy fuertemente la pelota, pero cuando tienen el balón saben jugar. Tal vez el fútbol europeo es más sencillo, de uno o dos toques. Acá hay algunos jugadores que hacen diferencia en el último tercio de cancha.

—¿Cómo se siente físicamente? Porque su estado ha sido tema desde el Mundial.

Yo pues desde que llegué tuve dos semanas de mucho trabajo físico y de fuerza para recuperar un poco de músculo en la pierna derecha, esa zona se me vio afectada por los problemas de espalda que tuve durante el Mundial. Ya jugué 60 minutos de un partido y me he sentido bien, ahora depende del entrenador cuando quiera utilizarme los 90. Yo estoy trabajando fuerte para convencerlo de usarme más.

—¿Pero es una lesión crónica?

No, es un problema de años. En Alemania me fui a hacer tratamientos por seis años. Tengo dos discos que no se pueden regenerar y pues tengo que estar dándoles mantenimiento. Al final yo tengo que estarles dando fortalecimiento y relajación... Al final tuve un ataque previo al Mundial y soy sincero que esto me afectó en la preparación, porque durante el Mundial corrí bien, pero antes de la Copa del Mundo pues eso sí me afectó.

—¿Esto lo puede frenar en Brasil?

Ya son muchos años de tenerlo, inclusive en la Liga tuve que descansar por lo mismo. Entonces al final es nada más de tratar y fortalecer y eso estoy haciendo.

—¿Es más difícil rendir en un fútbol en el que hay variabilidad de climas?

Sí, creo que es más complicado adaptarse. Primero en Brasil se juegan demasiados partidos, está el torneo Paulista, la Serie A y las copas, eso produce mucho desgaste y una dificultad física. Ahorita estamos a 20 grados, pero hace nada jugamos a 30 grados... Esas cosas pesan. En Argentina jugamos a 10 grados, ahora el fin de semana seguro estaremos a 25... Todo eso es difícil.

—¿Es posible pensar en ver a Bryan Ruiz de nuevo jugando en el torneo nacional?

No sé si llega a suceder, pero sí puedo decir que mi idea es retirarme afuera. No creo que vuelva a jugar en Costa Rica, tal vez en un año cambia la situación, pero de momento no creo que eso pase. Siempre he dicho que sería un sueño jugar con Yendrick en algún equipo, pero no sé si pueda pasar... Eso me hubiera gustado, pero hay otras cosas en el fútbol más importantes.

—A ver para entender... ¿qué lo convenció del reto del Santos, porque sé que le llegó una opción muy fuerte de Asia?

Lo que pasa es que a mí me gusta competir y sacar lo mejor de mí. Irme a una liga asiática sería dejar de competir al máximo nivel, mi pensamiento siempre será dar lo mejor, pero el nivel y la competencia es diferente. Salió lo de Santos que me permite sentir esa presión que me gusta. Uno siempre toma las decisiones pensando en lo mejor y tengo la fe de que nos irá bien en Santos.

—¿Jugar Libertadores lo llamó?

Primero para mí es un honor jugar esos tres torneos y así como otros. Espero jugar más Libertadores, estoy contento de tener esa oportunidad, vivir esos ambientes tan diferentes.

“El ambiente es bonito, la afición se mete mucho, pero de una forma interesante. Tengo mucho rato de no jugar en un estadio vacío, prefiero seguir en este ambiente de estadio lleno que me permite disfrutar mucho el duelo”.