Steven Oviedo.   19 mayo
Keylor Navas (celeste) junto a sus compañeros del Real Madrid previo al duelo ante el Betis de Sevilla. (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP)

El Santiago Bernabeú fue la casa del portero costarricense Keylor Navas durante los últimos cinco años y este domingo el tico estuvo por última vez en esa mítica gramilla jugando de local.

Los colores de Costa Rica estuvieron presentes en el adiós del portero tico. Una bandera tricolor detrás del marco que tenía de frente Navas al arrancar el duelo y otra en la barra oficial de los merengues despidieron al futbolista más importante de la historia costarricense.

Navas asumió el partido sin que se le notara una pizca de nostalgia, algo impensado para un futbolista nacional con tres títulos de la UEFA Champions League seguidos.

A la hora del calentamiento fue el primero de los arqueros en el campo, seguido de Luca Zidane y Thibaut Courtois, quienes seguirán el próximo torneo.

Ya en el trámite del partido, que perdió el Real Madrid 0-2, Navas siguió demostrando que es uno de los mejores guardametas del planeta, pero no pudo evitar otra mala presentación del equipo de Zinedine Zidane.

Su primera acción de apremio se dio a los 28 minutos, con un disparo de Marc Barta que controló sin problemas. Luego, Giovani Lo Celso intentó un globito ante el nacional, pero Navas retrocedió de gran manera para sacar la pelota, en el 34′.

La tapada ante Lo Celso hizo que uno de sus grandes amigos en el Real Madrid, Marcelo, llegara a felicitarlo, extendiéndole su mano para reconocerle el esfuerzo.

En la segunda parte cayeron los goles del Betis, por parte de Loren Moron y de Jese Rodríguez, en los que Navas no tenía nada que hacer.

Al final del partido, Keylor recibió una ovación por parte de los seguidores blancos, se hincó en el medio del campo y le agradeció a Dios, para luego hacer señales de adiós con sus manos.

1.699 días pasaron desde que el oriundo de Pérez Zeledón debutó de manera oficial con los blancos, en aquella oportunidad con una goleada 5-1 frente al Elche, el 23 de setiembre de 2014.

En ese entonces, nadie pensaba que podía ser el titular de un equipo fuera del alcance del pequeño país centroamericano. Pero Keylor se dedicó a romper paradigmas y se instaló como el estelar por tres años seguidos, pese a los constantes intentos de traer a un portero de mayor nombre.

Navas le dice adiós al Real Madrid y debe hacerlo con la frente en alto, pues pese a que se va sin la despedida merecida, siempre mostró un comportamiento profesional.

La era de Keylor Navas en el Real Madrid será recordada y atesorada por los costarricenses, ya que será muy complicado volver a tener un tico en un equipo de esa categoría.