Esteban Valverde. 25 junio, 2016
Robinson juega un papel de líder en el Antigua y en su primer torneo fue designado como capitán. | OMAR SOLÍS,, AL DÍA GUATEMALA
Robinson juega un papel de líder en el Antigua y en su primer torneo fue designado como capitán. | OMAR SOLÍS,, AL DÍA GUATEMALA

Redacción

Alexander Robinson está listo para iniciar su defensa en Guatemala, donde espera demostrar su inocencia en el caso de dopaje en el que está envuelto.

"Nosotros ya recurrimos a la primera instancia de apelación, la cual es en Guatemala, estamos a la espera de una respuesta y dependiendo de esto vamos a ir al Tribunal de Conflictos Deportivos (TAS). De momento ha sido difícil, pero vamos a continuar luchando", manifestó Bertony Robinson, hermano del jugador.

Al costarricense lo sancionaron por cuatro años por dar un resultado positivo en la final que se disputó en diciembre del 2015.

El castigo entró en vigencia en enero del presente año y se terminará el 27 de enero del 2020.

Según el comunicado de la Federación de Guatemala al respecto, en el examen de orina a Robinson se le detectó la presencia del esteroide anabólico Sarm S-22, que pertenece al grupo de los modulares selectivos de receptores de andrógenos. Este tipo de esteroides anabólicos se relacionan a las hormonas sexuales masculinas, como la testosterona, que promueven el crecimiento del músculo esquelético.

La sustancia se encuentra en múltiples suplementos nutricionales, principalmente los que tienen proteínas y aminoácidos. El futbolista pidió la apertura de la contramuestra, en la que se ratificó la presencia de la sustancia prohibida en el deporte.

El nuevo Código Mundial Antidopaje entró en rigor el 1.° de enero de 2015 y endureció las penas. Por eso, la sanción mínima es de cuatro años, aunque dependiendo de la sustancia y las circunstancias, el castigo puede ser de por vida.

Robinson y su defensa basan sus argumentos en una serie de fallos de proceso que le presentamos a continuación, explicados por su hermano Bertony:

Conflicto de intereses: "La persona que tome las muestras de dopaje no puede tener otra función dentro de la Federación de Guatemala, en este caso la misma persona es la que toma la prueba, la que notifica y la que informa de la suspensión, por ser el doctor de la Federación de Guatemala".

No existe comisión médica: "En el reglamento de FIFA respecto a controles antidopaje se especifica que la comisión médica se encargara de los asuntos relacionados con dopaje. En la Federación de Guatemala no hay comisión médica, por lo que no podrían realizar controles. Esto también está señalado en el reglamento de la Liga Nacional".

No se cumplieron con los estándares para nombrar oficiales que aplican el control: "Se designaron oficiales para la toma de los controles sin existencia de la comisión médica, por lo que hubo una autodenominación de uno de los doctores como presidente de la misma, pese a que no existe, y se nombra él mismo oficial para tomar el control".

No se cumplió con el debido proceso a la hora de aplicar la toma de control: "Hay videos y testimonios que demuestran que el proceso a la hora de tomar los controles fue violentado, como por ejemplo, no se tuvieron custodios, además había gente ajena a la toma de controles en los zonas donde se tomaron las muestras".

No hay órgano disciplinario: "Al no existir órgano disciplinario en la Federación de Guatemala, a la fecha 27 de enero del 2016, no se podía suspender ni notificar provisionalmente a los jugadores involucrados, lo cual sucedió el 29 de enero".

Divulgación pública: "La prensa ya conocía los nombres de los futbolistas involucrados antes que los mismos fueran notificados de su situación. Tenemos la idea de que la Federación divulgó la información".

Mal nombramiento del panel de audiencia para suspensión provisional: "Para determinar la suspensión provisional de los futbolistas se integró un panel de audiencia por parte de la Comisión Normalizadora de la Federación de Guatemala, lo cual fue un nombramiento ilegítimo debido a que para integrar dicho panel se necesita hacer una asamblea de la dirección deportiva de Guatemala, situación que no se dio".

Alexander Robinson: 'Soy totalmente inocente, me siento triste e indignado'

infografia
¿Cómo analiza la situación que está viviendo?

Me siento indignado porque se está cometiendo una injusticia; no hice nada y menos al propio. El proceso tiene muchas anomalías y me siento mal, indignado y triste. Es algo que yo no he hecho.

¿Es Alexander Robinson inocente?

Alexander Robinson es totalmente inocente.

¿Cómo explica la presencia de la sustancia Sarm S- 22 en su muestra?

Esa es la pregunta del millón, los cuatro jugadores involucrados no tenemos idea de cómo entró la sustancia y si realmente ingresó, porque en el momento de la toma de la muestra hubo tantas faltas de protocolo que uno no sabe que pasó. Pudo ser viciada, puede que en el cuerpo no estaba y sí en la orina. No tenemos la menor idea de cómo entró al cuerpo, yo me había cuidado muchísimo en todas las comidas, en lo que tomaba o no tomaba. Yo estoy consciente de lo que me cuidaba, eso nos deja muchas dudas de qué está pasando.

¿Cómo fue el proceso para tomar la muestra?

Empezando porque nos dimos cuenta antes de finalizar el partido que habían anunciado en televisión quiénes iban al dopaje. Yo no había sido notificado y ya públicamente sabían. Después yo estuve más de hora y media en celebración y hasta después me hicieron la prueba. Cuando me dio la gana entré a la sala de dopaje, pero eso era un toldo, no era un cuarto, ahí entraba todo el mundo. En el momento, por la emoción del campeonato fui al baño de los árbitros, me hice la prueba y firmé la hoja.

"Sí estoy seguro de que el paso de la orina de un frasco a otro yo no lo hice (para crear la prueba A y B). Tampoco el doctor del club. Al final lo hicieron los que me practicaron la prueba, cosa que no podían; esa es otra posibilidad que pone en duda lo sucedido con la sustancia".

En Guatemala se ha dicho que el club les estaba administrando un "batido" previo a la final. ¿No han pensado que pudo ser eso lo que afectó?

Nos hemos cuestionado eso también, sin embargo, nadie puede decir que fue por culpa de ese producto. Eso se había tomado antes, por lo que si fuera por ahí el dopaje se hubiera dado en el pasado. No sabemos cómo ingreso al cuerpo, esa es la verdad.

¿Cuál es el proceso a seguir para apelar?

Vamos a apelar porque no se hicieron bien las cosas. La toma de muestras y nombramientos del comité que las tomó, tampoco. Y mucho menos se hicieron bien las audiencias. Lo más importante e increíble que pasa es que nunca tuvimos el derecho de defensa. Vamos a ir instancias internacionales para resolver.

¿Recurrirán al TAS?

En estos días tomaremos la decisión de cuál es la instancia que corresponde primero.

¿Ha podido dormir desde hace seis meses que comenzó todo este proceso?

¿Cómo se puede sentir una persona a la que prácticamente le están quitando el trabajo por cuatro años? Lo que más me preocupa es que la familia está intranquila, ellos sufren también. Hay consecuencias de algo que es injusto, uno se siente mal, fastidiado, es muy complicado. Hay una injusticia y el nivel de frustración es muchísimo.

¿Se arrepiente de haber ido a tierras guatemaltecas?

(Piensa y respira profundo)A ver... a mí me han enseñado a no ser malagradecido, tuve la oportunidad de ir allá y eso me tiene agradecido. Hay cosas que pasan extrañas y, no sé, hay cosas en el fútbol de acá (Guatemala) que están mal y pues eso lo hace a uno pensar un poco.

¿Todavía no se arrepiente pero sí se lo cuestiona?

Tal vez es mejor decirlo así.

Médico de Guatemala dijo que el proceso fue el adecuado

El doctor Rafael Robles atendió las consultas de este diario, a principios de junio, y habló sobre los cuestionamientos que se le hacen desde suelo tico y recalcó en que el procedimiento que se siguió con Robinson y los otros tres futbolistas de Antigua fue el adecuado.

"Lo único que tengo que decir es que el procedimiento es el mismo que se hace siempre y no hubo ninguna manipulación de muestras y eso está comprobado por las hojas que están firmadas por ellos mismos y su representante. Son ellos los que están siendo manipulados, si ellos hubiesen dicho lo que pasó en realidad creo que la sanción pudo ser reducida significamente, pero ellos por asesoría de un par de abogados han querido llevar su defensa con el argumentos de un mal procedimiento, nunca se ha cambiado el procedimiento", comunicó.

Sobre el conflicto de interéses que podría tener, el doctor pronunció: "No tengo ningún interés en manipular un control. Tengo más de 35 años de hacer controles y tengo un nombre internacional, no tengo que demostrar mi trayectoria".

Robles dijo que él le recomendó a los afectados que confesaran la verdad de lo sucedido, pero en las audiencias prefirieron guardar silencio.

"No entiendo esos cuestionamientos, me causa risa y pena que piensen eso porque las actuaciones del doctor Motta y mi persona es tratar de defenderlos, el control se hace por sorteo, nosotros no tenemos nada que ver en cuanto a resultados, hay mucha prueba para demostrar eso" concluyó.