Legionarios

Alexandre Guimaraes: ‘Quien quiera que vaya a ver mi rendimiento en Colombia verá números muy buenos’

El estratega costarricense evaluó su última aventura en el Atlético Nacional cafetero, además explicó qué tipo de proyecto debe llegar a sus manos para seducirlo a tomarlo

Alexandre Guimaraes tenía contrato con Atlético Nacional de Colombia hasta diciembre del 2021, sin embargo el club decidió acabar la relación con el DT costarricense.

El cuadro del nacional no pudo clasificar a la fase de octavos de final de la Copa Libertadores y además quedó eliminado en el certamen local, por lo que los dirigentes consideraron que era la hora de hacer un cambio.

Aunque terminó la etapa sin concluir su contrato, Guima fue claro en que considera que su legado es bueno, además fue enfático en que espera seguir su carrera en un proyecto que le permita seguir exigiéndose al máximo internacionalmente. De hecho, el DT no descartó la posibilidad de dirigir en Costa Rica, eso sí, bajo las condiciones adecuadas.

¿Cuál es su evaluación de lo vivido en Atlético Nacional?

Yo creo que fue una etapa importante dentro de mi carrera, una etapa donde ya pude también acumular y participar en la Libertadores, cosa que con América solo pude jugar dos partidos. Aquí fueron 10 partidos, cuatro de preLibertadores y la fase de grupos, eso para mí como experiencia fue estupendo, y fue un trabajo que se hizo muy bien en cuatro meses y medio, la evaluación se centró en tres semanas, lo sé, pero si se ve todo se hizo un buen trabajo.

¿Cuál es la evaluación correcta para usted más allá de las dos eliminaciones?

Nosotros dejamos al equipo en primer lugar en el torneo regular, eso fue una confirmación de nuestro trabajo, porque si uno lo ve de esa manera son dos incursiones y las dos veces quedé primero con diferentes equipos, pero quedé primero, eso lo veo muy bien. Después igualmente en ese corto periodo pudimos promover a varios jugadores jóvenes, uno de ellos está prácticamente vendido al fútbol europeo, en una cifra muy importante para el club. Agregamos jugadores jóvenes a la Sub-20, pudimos tener convocados en Selección Colombia, pudimos jugar en fase de grupos de la Libertadores.

A mí personalmente me duele no poder completar el trabajo, pero bueno, es fútbol y a veces hay premura y salimos de allá en buen término, ahora solo queda esperar y ver que sigue.

Usted siempre dijo que quería dejar las puertas abiertas de la Conmebol como espacio de trabajo. ¿Así quedaron?

Indudablemente las puertas están abiertas, porque hay dos maneras de evaluar esto, lo más visible es si quedas campeón, pero hay otras cosas que la gente de fútbol analiza y entonces se toman apuntes y después pueden venir ofertas, la exposición es buena. Quien quiera que vaya a ver el rendimiento en Colombia verá números muy buenos, ahora tengo 10 partidos en la Libertadores y eso me da otra entrada diferente a lo que es Conmebol.

¿Qué sucedió en el último mes que el equipo en Libertadores no le carburó?

Sin duda alguna lo que sucedió en Libertadores fueron cosas surreales y que atentaron contra el rendimiento, nosotros en casa jugamos 17 partidos como local y ganamos 15 y empatamos dos, en Libertadores no pudimos. Después vas a jugar tu segundo partido en Pereira, Colombia, pero dos horas después te dicen que vamos para Asunción, es decir tenés que ver todo... El rival tomó un vuelo de 45 minutos para llegar a Paraguay, nosotros en cambio tardamos siete horas para terminar de cenar a las 2 a. m. en Paraguay, y luego jugar a las 6 p. m. Los juntabolas no aparecían, el árbitro se cambió, entonces tuvimos varias cosas que al final nos afectaron.

Cuando se da la eliminación en Libertadores. ¿Había esperanza de seguir al mando del equipo?

Manteníamos la esperanza porque sabíamos que teníamos que pasar varios puentes para llegar el destino final, esos puentes los fuimos pasando, ganamos la primera etapa del torneo local con goles a favor, pudimos promocionar varios jóvenes, muchas cosas que pese al resultado final se hicieron. Creímos que pese a la eliminación nos iban a aguantar hasta diciembre para pasar el último puente, pero al final tomaron otra decisión.

¿En qué creció como técnico?

Estas experiencias de estar compitiendo en torneos internacionales, otras confederaciones te dan un bagaje diferente, el hecho de competir en Libertadores eso te da exposición, eso te da poder decir por donde voy y qué más tengo que seguir haciendo para crecer profesionalmente. Te vas rozando con otras maneras de ver el fútbol.

¿Qué quiere para su futuro deportivo?

Una de las razones que quedé picado después de salir de Cali fue no jugar Libertadores, por eso fui a Atlético Nacional, el próximo paso para mí es buscar retos que me hagan crecer, buscar esos retos para seguir compitiendo internacionalmente. Si encuentro invitaciones para esto las voy analizar con más cariño.

¿Valoraría dirigir en Costa Rica con algún proyecto? Independientemente si sea equipo o no.

No es que no me interese, simplemente no han llegado las invitaciones adecuadas para yo ponerle atención al tema.

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.