Esteban Valverde. 17 abril
Alexandre Guimaraes ha dirigido en los últimos tiempos en Colombia, primero al América de Cali y ahora al Atlético Nacional. Fotografía: Cortesía
Alexandre Guimaraes ha dirigido en los últimos tiempos en Colombia, primero al América de Cali y ahora al Atlético Nacional. Fotografía: Cortesía

Si hay un técnico costarricense con criterio para hablar sobre el fútbol tico es Alexandre Guimaraes. El estratega del Atlético Nacional de Colombia es el único costarricense con dos mundiales, como DT, en su hoja de vida: Corea y Japón 2002 y Alemania 2006.

Guima analizó con La Nación la triste realidad que pasa el fútbol nacional, sobre todo después de la eliminación de Alajuelense y Saprissa de la Liga de Campeones de la Concacaf y el flojo rendimiento de la Selección Nacional.

Saprissa quedó fuera al perder 5 a 1 en el marcador global con el Philadelphia Union, mientras Alajuelense 2 a 0 con el Atlanta United, ambos de la MLS.

El timonel no escondió que el fútbol costarricense, desde su perspectiva, pasa por un periodo de estancamiento, pero además fue enfático en que la solución para lo que se vive no es rápida sino que lleva un proceso normalmente de mediano y largo plazo.

“Son coyunturas que se pudieron prever diferente de parte de la dirigencia, tras de eso también ha tenido el contratiempo de la pandemia, es decir, el contratiempo de la pandemia para el fútbol internacional de Selección y clubes los golpeó mucho”, manifestó.

Para el entrenador, el cuerpo técnico de la Selección Nacional ha tenido que lidiar, por ejemplo, con el poco tiempo de trabajo en cancha.

“Por un lado al cuerpo técnico de la Selección le ha impedido poder desarrollar un plan que tengo entendido lo tenían, para llegar a estos momentos con mucho más certeza de las selecciones que tendrá que hacer en las convocatorias”, relató.

En cuando a los clubes, el DT añadió que quedaron en evidencia los procesos de divisiones menores que han sido lo suficientemente efectivos como eran antes.

“A nivel de clubes, me parece que varios equipos han quedado, unos han querido hacer su renovación de jugadores y eso cuesta tiempo y resultados, otros a la larga pensaron que con los planteles que tenían podían seguir siendo competitivos a nivel internacional, pero no les alcanza ni a nivel local, otros han tenido un poco más de paciencia, dieron tiempo a su proyecto, pero que todavía no son competitivos a nivel del área”, reveló.

“Hay un estancamiento, hemos dejado de ser competitivos hasta en el área nuestra (Confederación del Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) y pues sí”, agregó.

Para Guima el proceso de corrección del mal rumbo que se está siguiendo inicia en el fútbol base.

“Primero la corrección debe ir hacia cómo dar en estos próximos años, el bagaje internacional a los jugadores que están en menores, es muy difícil exigir a la Olímpica buenos resultados si está llena de jugadores que no han podido clasificar a mundiales Sub-20 y Sub-17, es necesario ir a los mundiales menores, y volver a reactivar el tema de captación de talentos, de ligas menores, porque estamos llegando a pensar que las generaciones que fueron muy buenas serán eternas y no es así”, explicó.

El exentrenador de Saprissa, Cartaginés, Herediano, entre otros, insistió en que a corto plazo el trabajo de Rónald González, como seleccionador, será entender que en su labor de seleccionador debe ser sumamente acertado.

“A nivel de Selección es lo que dije hace un poco, aquí lo principal es que el cuerpo técnico con el poquísimo tiempo de trabajo entienda que va a tener que ser muy acertado en las convocatorias para ya lo importante que es la eliminatoria”, concluyó.