Antonio Alfaro. 3 junio, 2019

Diálogos con el candidato a la presidencia de la Fedefútbol, Jorge Hidalgo

Su candidatura a la presidencia de la Fedefútbol dejó de ser un secreto a voces. Jorge Hidalgo oficializó este lunes en Diálogos con La Nación que será el contendiente de Rodolfo Villalobos en las eleccciones de agosto y fue más allá revelando quiénes le han dado la adesión.

Vicepresipresidente en los tiempos de Eduardo Li, vocal en el directorio actual comandado por Villalobos, su postulación, según dice, lejos de representar continuidad, es una apuesta al cambio, con el respaldo de algunos sectores antagónicos al actual jerarca.

El también expresidente de la Liga no solo asegura haberse reunido con algunos representantes, sino haberle dado forma a un proyecto que le garantiza los votos y un norte de trabajo.

En Diálogos advierte que Rodolfo Villalobos “está contando mal” la cantidad de aliados en la Asamblea de Representantes, el órgano rector del fútbol tico y encargado de elegir al Comité Ejecutivo, compuesto por la Unafut (12 votos; uno por cada equipo de Primera), la Liga de ascenso (7), Linafa (6), el Fútbol Femenino (3), el Fútbol Playa (2) y el Fútbol Sala (2).

Hace dos años, cuando ganó la votación para vocal, el hoy candidato a la presidencia contó con 20 de los 32 votos, incluyendo los seis de Linafa —liga que lo postuló—, más de la mitad de equipos de la Primera y, presumiblemente, los siete de la Liga de Ascenso.

Precisamente, esta última liga parece jugar un papel decisivo, pues se ha movido al vaivén de los candidatos y las circunstancias. La Liga de Ascenso apoyó a Rodolfo Villalobos en las elecciones de hace cuatro años (cuando el actual jerarca le ganó la presidencia a Orlando Moreira), pero en el 2017, le dio su respaldo a Jorge Hidalgo en la disputa de un puesto como vocal ante el presidente de Saprissa, Juan Carlos Rojas, quien entonces era el candidato predilecto de Villalobos.

En el Diálogos, Jorge Hidalgo dice quiénes están detrás de su candidatura, cuántos votos cree tener, con quiénes se dio la mano el viernes, qué ideas lo diferencian de Rodolfo Villalobos, cuán transparente sería con él una Federación que se niega a revelar lo que ganan sus dirigentes en viáticos y dietas.

La conversación, de 45 minutos, también pasó por lo futbolístico, como el descarte de Luis Marín, luego de ocho años de crecimiento al lado de Jorge Luis Pinto y Óscar Ramírez. También habla del panorama para Gustavo Matosas; es sabido que Linafa —uno de los grupos que apoya la candidatura de Hidalgo— prefería a Jorge Luis Pinto.