Daniel Jiménez. 13 diciembre, 2018

El defensor Yostin Salinas desea no vivir un infierno en el Rosabal Cordero con su peor pesadilla: Jimmy Marín.

Salinas reconoció que Marín pasa por un buen momento y que el volante fue vital en el primer encuentro de la semifinal ante el Team.

El defensor de Saprissa Yostin Salinas le quitó el balón al delantero rijamarillo Aldo Magaña. Foto: Rafael Pacheco
El defensor de Saprissa Yostin Salinas le quitó el balón al delantero rijamarillo Aldo Magaña. Foto: Rafael Pacheco

El limonense conoce a fondo al florense pues fueron compañeros en la Selección Sub-20 y recientemente en la Mayor.

El zaguero reconoce que llegará el momento en que Jimmy lo encare, pero debe estar concentrado o incluso practicar la anticipación.

“Es un jugador igual que todos los demás, pero tiene sus cosas, solo tengo que trabajar fuerte para ese momento. Es un buen jugador, pero solo es de llegar el día del partido y hacer lo de uno, ya llegará el momento de si él quiere enfrentar o no y yo tengo que tratar de detenerlo como sea”, dijo Salinas.

El lateral derecho afirmó que debe estar más atento que de costumbre por dos aspectos: la rapidez y picardía de Jimmy.

Sobre el juego largo que aplican los heredianos, Yostin aseguró que ahí es donde los segundos balones son vitales.

"Tengo que estar atento a los rebotes, estar bien plantados, bien concentrados y siempre ir con todo cuando ellos mandan esos balones", añadió.

Sobre el juego, Salinas es claro: “No tenemos que dejar que nos anoten”. Ese aspecto es vital pues el Team ha logrado condicionar todas las series con sendas victorias en su casa.

"Son buenos jugadores, pero nosotros tenemos que hacer el partido de nosotros. No nos tienen que marcar. Hay que sacar el resultado como sea, tenemos que ir a hacer nuestro planteamiento de alguna manera", concluyó.

Salinas se adueñó del puesto de la lateral por derecha luego de una lesión de Ricardo Blanco y no lo soltó hasta la gran final.