Fanny Tayver Marín.   25 febrero
Wílmer López ejerce una doble función en la Liga, pues es el técnico del equipo femenino y también trabaja en el área de mercadeo. Fotografía: Prensa Alajuelense

“Yo soy una persona que la pulsea”, afirma Wílmer López sin rodeos y con sencillez. Su día a día inicia desde muy temprano y dice que no tiene ningún problema con eso.

En realidad le gusta, porque levantarse mientras otros aún duermen es lo que le permite ejercer dos funciones independientes, que lo apasionan y están vinculadas de forma directa a Liga Deportiva Alajuelense, ese club que lleva en el alma.

Si colocara esos trabajos en una balanza, para él están nivelados.

Ponerse la camiseta, la gorra, la pantaloneta y los tacos, tomar la tabla para explicar movimientos y ver como evolucionan sus jugadoras en la cancha es algo que disfruta.

Dirigir le hacía falta, pero también es consciente de que al estar al frente de las leonas es todo un reto, porque él mejor que nadie sabe que en el fútbol los técnicos viven de resultados y el domingo es un día importante, porque se jugará el primer clásico del año, cuando las rojinegras visiten a las moradas.

Ese hombre que desde octubre ejerce el cargo de técnico del equipo de fútbol femenino de Alajuelense, también tiene bastante tiempo de trabajar en el departamento de mercadeo del club.

Labora en un área donde siempre se requiere de innovar. Ahí, el Pato descubrió que la creatividad que tenía para generar jugadas de antología en la media cancha también la aplica ahora, desde esa posición.

“Una cosa no es un problema para la otra. No chocan. Los entrenamientos con el equipo femenino son muy temprano y más bien es una comodidad para mí. Madrugar no es ningún problema. Nunca he tenido problema con eso, se entrena muy tarde, o se entrena muy temprano y en eso no hay ningún asunto complicado. Levantarse todos los días a las 4 a. m. para ir a entrenar más bien es rico, porque le rinde más el día”, explicó López en charla con La Nación.

Y agregó: “El otro trabajo ahí va, el de las ventas. El liguista compra mucho, es una de las cosas que hay que resaltarle al aficionado, que siempre ha pasado apoyando a la institución en esa parte de ir y consumir los diferentes productos que la Liga saca a la venta. Eso lo ayuda mucho a uno, tanto en la parte personal, como también a la institución. Yo creo son dos funciones en la institución que las puede manejar uno, porque no chocan si uno sabe distribuir el tiempo”.

Al igual que miles de personas, tuvo que reinventarse ante la pandemia. La reducción de la jornada al 50% significaba percibir menos ingresos, era una época en la que las medidas del gobierno para evitar contagios de la covid-19 eran más rigurosas que las vigentes.

Las ferias de las asociaciones a las que él acudía con el personal de mercadeo del club, como parte de los convenios, ya no se hacían y el teletrabajo tomó un auge casi obligado ante la emergencia.

Wílmer López ofrece productos de Alajuelense y los entrega a domicilio. Pato Express es una iniciativa propia del ídolo rojinegro. Fotografía: Instagram wilmerpatolopez6

No salir de casa y el constante lavado de manos eran las instrucciones básicas; así que a él mismo se le ocurrió el ‘Pato Express’, un servicio que podía brindar orientado a tres fines: llevarle los artículos del club al aficionado hasta la puerta de su casa, con todas las medidas de rigor; ayudarle al club con las ventas cuando se perciben cero ingresos por taquillas y generarse un dinerito él también.

Pero hay personas que no captan cuál es su trabajo y que al meditarlo, él mismo cree que son unos cuantos que no lo han querido entender, por fanatismo.

“Ayudó mucho, la verdad es que sí ayudó mucho, porque con todo ese movimiento las ventas empezaron a crecer. La gente se acercó más, estuvieron contactándome más y eso más bien se lo agradece uno a la gente, que quieren darle a uno ese respaldo y ese apoyo después de que unos han querido burlarse del trabajo de uno, pero me ayudaron a aumentar las ventas. Fue una ayuda indirectamente, o muy directamente”, afirmó el icono del liguismo.

López prácticamente no se había referido a esa especie de revolución que hubo en redes sociales cuando Saprissa despidió a Wálter Centeno, después de que Alajuelense ganó los dos clásicos a inicios de este mes, tanto en la final de la Liga Concacaf (3-2), como por campeonato nacional (3-1).

Saprissa estaba quitando del banquillo a un ídolo, al ‘Rey’ Paté y en Facebook, Instagram y Twitter, algunos tuvieron la idea de hacer mofa del trabajo del ídolo rojinegro.

“Hay de todo en la viña del Señor, como dicen. Gente que ataca a alguien porque trabaja y yo creo que todo trabajo mientras que sea honrado, honesto y que uno lo haga con dedicación, con cariño y con amor, ¿qué tiene de malo? Más en mi caso, que es dentro de la institución que uno ama, que es Liga Deportiva Alajuelense y lo que hago, lo hago con un gran placer”, subrayó el Pato.

Piensa que quizás todo viene de aquellos tiempos en los que Centeno y él eran jugadores activos y que la gente insistía en compararlos, en hacer ver que había una rivalidad entre los dos, pero considera que en realidad, ambos se tenían mucho respeto.

López medita y no encuentra una razón lógica que explique por qué unos cuantos tratan de hacer burla de su trabajo.

“Tras de eso, lo que yo hago me permite un gran contacto directo con el aficionado liguista, de ir, dejarle los productos en la puerta de su casa o su trabajo. La gente lo disfruta, pero el que más disfruta soy yo por la expresión de la gente cuando lo ve a uno llegar, con los artículos y las muestras de cariño de las personas hacia uno, eso no tiene ningún valor”, aseveró.

Así es él y difícilmente cambiará. Quizás, ese contacto tan directo con la gente es parte de su misma identidad.

“El que habla y busca joderlo a uno, porque uno está haciendo su trabajo, en realidad no sabe de lo que yo disfruto haciendo lo que hago, porque me mantiene vivo en el día a día en ese contacto con el aficionado, con el liguista y eso para uno realmente es muy agradable”.

Insiste en que no entiende las críticas que profesan algunos por la labor que ejerce en ese campo.

“Esta cuestión de ir a vender, el famoso ‘Pato Express’ eso fue iniciativa mía, es porque a mí se me ocurrió, me nació, porque era una forma de seguir en ese contacto con la gente y no soy otra cosa que un liguista sirviéndole a otros liguistas. De eso la Junta Directiva ni siquiera sabía nada, más bien yo tuve que pedirles permiso para que me dejaran hacerlo y ellos muy gentilmente me dieron la oportunidad de hacerlo”.

Además, reiteró: “Como cualquier otro trabajador tengo que pellejearla, tengo que ponerle bonito, vender y todo, porque si uno no vende tampoco gana. Es una por otra y la verdad es que yo me siento tranquilo, cómodo, contento con lo que estoy haciendo, porque me agrada”.

Como es característico en mercadeo, se maneja un salario base y se gana una comisión por ventas.

Antes de la pandemia, su función en la Liga era hacer convenios con asociaciones y acudir a ferias con diferentes empresas, pero “por la covid-19, todo se vino de pique”.

Cuando esas actividades eran posibles, tiene muy buenas anécdotas, porque hasta aficionados saprissistas, heredianos y de otros equipos terminaban comprándole algo de la Liga para llevárselo a algún familiar o amistad.

Para que Wílmer López le lleve los artículos oficiales de la Liga hasta la puerta de su casa o su trabajo, lo puede contactar mediante WhatsApp al 8969-1712; por medio de la cuenta de Instagram wilmerpatolopez6, o enviándole un correo a la dirección wlopez@lda.cr.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.