Fanny Tayver Marín.   10 enero

1. ¿Le da mérito al rival en el segundo tiempo o siente que ustedes bajaron ritmo?

–El partido fue sufrido, es una de las frases que me dijo el profe que transmitiera (Nicolás dos Santos). El cumplimiento táctico que está teniendo el equipo es impresionante. Limón ya ha demostrado durante mucho tiempo que es un equipo complicado, que llega y juega bien. Lo sufrido tampoco es una gran sorpresa para nadie. Limón mejoró en el segundo tiempo, pero peligro no, fue muy controlado. Las opciones claras de gol las tuvimos nosotros.

2. ¿Cómo toman el cambio de Roberto Chen apenas en el primer minuto?

–Son situaciones del fútbol que nadie espera ni quiere que pasen. Nadie quiere hacer un cambio tan rápido, menos que sea una situación lamentable, esperemos que no. Parece que es un esguince de rodilla. Todos estábamos esperando la aparición de Chen, de Luis Garrido, de Róger Rojas, de José Miguel Cubero... lo menos que esperábamos era que algunos salieran así del partido. Pero lo bueno es la calidad del cambio, sale Chen y entra Cubero. Creo que ahí la Liga no sufrió bajonazo y más bien Cubero mostró liderazgo. La gente lo reconoció y le aplaudió.

3. ¿Cómo vio a Garrido y a Cubero de central?

–Para Cubero no es extraño, lo hemos visto en otros equipos e incluso en Selección jugando en esa posición y lo hace muy bien. Habla mucho, acomoda. Una de las cosas que le sentí a Cubero en la semana son las ganas tremendas de jugar. Garrido es luchador, peleador, no se le arruga a nadie. Es un pulmón, está en todo lado, en el momento que sea ahí está siempre, nos hemos ganado un gran aporte.

José Miguel Cubero controla el balón ante la marca del limonense Greivin Hall.

4. ¿Cuánta falta le hace un creativo al equipo?

–Tenemos, veo a Gabas que agarra la pelota, se la deja, juega, trata de meter bolas de profundidad. Cordero trata de hacer exactamente lo mismo. No es que necesitemos un creativo o un diez, que solo él haga el juego del equipo. Hay roles claros dentro del terreno y los están cumpliendo muy bien. No hace falta un creativo.